Cruz Roja organiza talleres para reducir la brecha digital de mujeres víctimas de violencia de género

Uno de los talleres organizados por Cruz Roja.

Cruz Roja ha comenzado a organizar en la provincia de Córdoba una serie de talleres orientados a reducir la brecha digital de mujeres víctimas de violencia de género. La pandemia ha puesto de manifiesto las dificultades que muchas de ellas tienen para el acceso y uso de las nuevas tecnologías, con el consiguiente perjuicio tanto para su empleabilidad como para la educación de sus hijos.

Según ha indicado la institución humanitaria en una nota, la responsable provincial del programa de Mujer en dificultad de Cruz Roja Española, Carmen Cabello, ha afirmado que "en las distintas intervenciones que hemos ido realizando con las mujeres hemos detectado que aun sigue habiendo una gran brecha digital, sobre todo en el ámbito rural". Por ello, ha expresado, "para este año hemos diseñado unos talleres donde pretendemos capacitarlas para que tengan un mayor acceso y control de las tecnologías de la información y la comunicación. De esta manera, las estaremos dotando de mayor independencia para su vida".

El primero de estos talleres se ha llevado a cabo recientemente en Lucena -donde la entidad interviene en coordinación con el Centro de Información a la Mujer-, y la intención de la organización es replicar a lo largo del año dichas formaciones en otras localidades de la provincia, en el marco del convenio para favorecer el empoderamiento de mujeres en situación de vulnerabilidad que la institución humanitaria tiene suscrito con la Diputación de Córdoba.

Además de la formación en sí, que versó sobre distintos aspectos relativos al uso de las nuevas tecnologías tanto en el ámbito educativo como en el laboral, en ese primer taller el personal de Cruz Roja entregó a las mujeres asistentes unos dispositivos electrónicos tipo tablet, pues en muchos casos el problema no radica únicamente en su escaso manejo de estas herramientas, sino también en las dificultades para acceder a ellas debido a su precaria situación económica.

El mencionado convenio entre Cruz Roja y la institución provincial permite prestar apoyo, cada año, a alrededor de 250 mujeres de más de una treintena de municipios cordobeses.

La mayor parte de beneficiarias de esta intervención son a su vez usuarias del Servicio telefónico de Atención y Protección (Atenpro) para víctimas de violencia de género, que es utilizado por algo más de 200 mujeres en la provincia.

Mediante este servicio --cuya titularidad pertenece al Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad y gestiona la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP)--, las mujeres víctimas de violencia machista reciben un terminal móvil conectado las 24 horas del día, los 365 días del año, al centro de atención de Cruz Roja, que aporta su capacidad tecnológica y el apoyo psicosocial de profesionales cualificados.

Etiquetas
Publicado el
29 de abril de 2021 - 04:08 h