El centro de transfusión busca llenar sus neveras de cara a la vuelta al trabajo de los hospitales

Donaciones de sangre

El Centro de Transfusión de Tejidos y Células de Córdoba se encuentra trabajando a pleno pulmón para llegar a septiembre con todas las reservas a punto ya que es cuando los hospitales vuelven a su ritmo de trabajo frenético. Aunque el centro no se encuentra en estado “crítico”, es cierto que todos los grupos sanguíneos han experimentado una baja significativa en verano, especialmente los relativos a B+ y A-, siendo este último uno de los más complicados para conseguir donaciones dado su escasez entre la población.

Desde el centro explicado a Cordópolis que las donaciones durante el mes de julio no han sido todo lo buenas que se esperaban. Sin embargo, agosto “sí está yendo bastante bien”. De hecho, el técnico de Promoción para la donación del centro, Pedro Muñoz, cuenta que durante la semana del 15 al 21 de agosto, coincidiendo con el Puente, un total de 571 personas acudió a donar en Baena, Cañada del Rabadán, Espejo, Posadas, Espiel, Nueva Carteya y en Córdoba capital. De ellas, 489 donaron sangre, 20; plasma y 36 se incoporaron a la donación por primera vez.

Aunque el centro realiza llamadas a la donación de manera constante, “el gasto de reservas baja durante el verano baja pero se mantiene, por lo que hay que seguir con la actividad”. Cabe señalar que el centro pertenece a una red andaluza, por lo que la sangre o plasma que se dona en la provincia cordobesa puede ser usada en otros lugares, como en las “zonas costeras, donde están a tope y se está gastando más sangre”.

Lo ideal, asegura Muñoz, es que “se registren 120 donaciones al día”, exceptuando jornadas especiales como la maratón que se realiza en la Diputación de Córdoba, el Día del Donante o las jornadas en universidades, institutos y centros de enseñanza, citas en las que las donaciones sube exponencialmente. En septiembre, el centro volverá a retomar su actividad normal que incluye, además, visitas a los barrios de Córdoba para animar a la donación.

Uso de la sangre más allá de las operaciones quirúrgicas

Sobre el uso principal que se le da a la sangre que se dona en el centro, los quirófanos solo gastan un 20%, según datos facilitados por Muñoz, todo ello gracias a los avances en tecnologías quirúrgicas y al uso del láser o laparoscopia. Así, los pacientes oncológicos hacen uso del 40% de las donaciones, explica, a las que hay que sumar las que se necesitan para asistir a los partos, para la Unidad de Sangrantes o para asistir anemias.

Necesidad de un “relevo generacional” en las donaciones

Uno de los problemas con los que se enfrentan este centro y los de toda España es que el envejecimiento de la población también se está viendo reflejado en los ciudadanos que acuden a donar. En Córdoba, la edad media del donante es de 56 años, por lo que Muñoz anima a la población más joven a que se anime a donar ya que “solo un 4% de las personas que puede donar, lo hace”. Si quiere saber dónde puedes donar, en este enlace puedes conocer la programación de agosto y septiembre.

Etiquetas
stats