¡Al campo! Los cordobeses llenan los alojamientos rurales para Semana Santa

Un hombre realiza escalada en la Subbética

A falta de playa, buenas son la sierra, la campiña y el cortijo. Tras el duro golpe que ha supuesto para el sector del turismo rural cordobés el cierre provincial decretado por la Consejería de Salud para Semana Santa, en apenas 48 horas, las reservas caídas están siendo recogidas por los cordobeses que, ante la imposibilidad de abandonar la provincia, buscan refugio temporal lejos de los núcleos urbanos.

Para ver cómo ha cambiado el panorama en los alojamientos rurales, basta con chequear las webs de ofertas. En Cordópolis hemos intentado reservar un alojamiento rural en Córdoba para Semana Santa y hemos comprobado la escasez de posibilidades a falta de una semana.

Partiendo de un criterio común (una familia de cuatro miembros) y fijando toda la Semana Santa o los días festivos como fecha, tres portales distintos, todos ellos especializados en alojamientos rurales, han ofrecido idénticos resultados: entre cuatro y seis alojamientos disponibles. Eso a partir de una oferta inicial que superaba los 300 espacios.

La web que mostraba más ofertas era clubrural.com, donde aparecían casas en Carcabuey, Añora, Montoro, Villaviciosa, Pozoblanco o Priego. Por su parte, en escapadarural.com, la búsqueda solo ofrecía hospedaje en Almedinilla, Venta del Charco y Montoro, mientras que las cuatro ofertas de casarural.net se localizaban en Córdoba capital, Posadas, Santaella y Villaharta.

El rango de precios para estos días iba de unos 400 a 1.400 euros por semana para la familia al completo en casas y alojamientos rurales de todo tipo: desde villas con piscina a campings o cortijos de gran envergadura.

Antonio Ramos: "El cierre provincial supuso una caída de 40 o 50 puntos en ocupación"

Detrás de estas búsquedas hay un cierto alivio aunque también precaución dentro del sector. Cuando se le comenta al presidente de la Asociación Empresarial Turismo Provincia de Córdoba (Emcotur), Antonio Ramos, éste afirma que es mejor esperar unos días para ver si la oferta es realmente ésa. Lo dice sin ocultar la sorpresa: "Habría que mirar dentro de unos días si todas esas reservas son las que estaban hechas previas a la noticia del cierre provincial", señala.

Según sus cálculos, cuando el pasado miércoles el presidente Juanma Moreno anunció que la circulación entre provincias seguiría cerrada en Semana Santa, el sector recibió un mazazo y una caída en la previsión de ocupación de "40 0 50 puntos". "Se esperaba mucho turismo andaluz para Semana Santa", reconoce Ramos, que añade que, afortunadamente, el testigo lo ha cogido el cordobés.

Así, el presidente de Emcotur detalla que, tanto los cordobeses de la capital como los de los propios municipios y comarcas se han animado en las últimas horas a reservar los alojamientos rurales de Sierra Morena, Los Pedroches, las Subbéticas o El Guadiato que, hasta el pasado miércoles, iban a ser ocupados por jienenses, sevillanos o malagueños.

"Es un aliciente poder irse al campo al aire libre en este momento", reconoce Antonio Ramos, que, con precaución y sin un ápice de euforia, reconoce que el turismo rural y las empresas de turismo activo (senderismo, cicloturismo o piragüismo) están teniendo un buen nivel de aceptación desde el advenimiento del coronavirus.

Queda por delante una semana para consolidar el interés. Por delante está también el miedo a que el mal clima se haga presente y a que se cumplan los mensajes que empiezan a sonar sobre una posible cuarta ola. "Los ánimos están muy bajos. Llevamos mucho tiempo de pandemia ya", afirma Ramos.

Etiquetas
Publicado el
20 de marzo de 2021 - 06:00 h
stats