Más de 30.000 familias necesitaron la ayuda de Cáritas este año en Córdoba

Presentación de la Campaña de Navidad de Cáritas 2022

El director de Cáritas Diocesana de Córdoba, Salvador Ruiz, ha ofrecido este lunes datos sobre la acción social de esta organización caritativa de la Iglesia Católica en la provincia, destacando que “en este año 2022, pendiente aún de cierre, se ha atendido con respuestas concretas de ayuda a más de 30.000 familias”, para cubrir necesidades básicas, y más aún en el caso de las cerca de 900 personas sin hogar que han sido atendidas por Cáritas hasta el pasado 30 de noviembre.

En rueda de prensa junto al delegado diocesano de Cáritas, Pedro Cabello, y a la coordinadora de Acción Social del programa de personas sin hogar, María Calleja, para presentar la campaña de Navidad, con el lema 'Like al corazón. La Navidad es de todos, no les dejes fuera', destinada especialmente a abrir los ojos de toda la ciudadanía ante la realidad de las personas sin hogar, Ruiz ha explicado, en cuanto a la ayuda a las familias, que “el perfil mayoritario de las personas que atendemos es el de mujeres, de edades jóvenes (hasta 40 años), de nacionalidad española, con estudios primarios o sin formación y con hijos a su cargo”.

En este sentido, ha dicho que en Cáritas les “preocupan los fenómenos de feminización y transmisión intergeneracional de la pobreza, así como la creciente desprotección que sufren personas migrantes, solicitantes de protección internacional y familias jóvenes con menores”.

En cuanto a las ayudas, solo en necesidades básicas se han destinado desde los Servicios Generales de Cáritas Diocesana más de 772.000 euros, repartidos en los siguientes conceptos: alimentación, a través de Códigos QR y tarjetas monedero (158.500 euros); pago de alquileres, hipotecas, pensiones, habitaciones (128.500 euros), suministros (74.500 euros), equipamiento básico del hogar (43.500 euros), reformas básicas del hogar (242.000 euros), brecha digital y material escolar (36.500 euros); farmacia, odontología, ortopedia, óptica y otras necesidades médicas (89.000 euros).

Junto a ello, Ruiz ha resaltado que, “antes, durante y después de la enorme crisis sanitaria y social que estamos atravesando”, lo que hace posible la acción de Cáritas en Córdoba es “el compromiso gratuito y firme de los 1.700 voluntarios de las 168 Cáritas Parroquiales de puertas abiertas a la solidaridad, los colaboradores, los donantes, los socios, las empresas con corazón y todos aquellos que día a día nos ayudan a estar cerca de quienes lo necesitan. Ello hace posible que se sigan defendiendo los derechos de aquellos que no cuentan para nadie, ayudándoles en sus necesidades y acompañándoles hacia una vida mejor”.

Personas sin hogar

En cuanto a los datos del programa de personas sin hogar, María Calleja, por su parte, ha precisado que, entre el 1 de enero y el 30 de noviembre de este año, Cáritas Córdoba ha atendido “a un total de 854 personas distintas, de las cuales 740 son hombres y 114 son mujeres, y 442 son nacionales y 412 son migrantes”.

En concreto, de esas 854 personas, “190 distintas han podido dormir y cubrir todas sus necesidades básicas en la Casa de Acogida o en el Ala de Baja Exigencia y 421 personas han sido atendidas en calle por nuestra unidad móvil, donde destacamos que 330 personas solo han sido atendidas por éste recurso ofreciéndoles información de recursos disponibles en la ciudad a través de la red cohabita, alimentación, ropa de abrigo y sobre todo escucha y cercanía”, mientras que “otras 27 personas han sido alojadas en el piso de atención a reclusos Virgen de la Merced y 35 personas en alojamientos protegidos”.

Este acompañamiento, según ha subrayado Calleja, “ha sido posible gracias a un equipo humano compuesto por técnicos y más de 60 personas voluntarias dedicadas a la atención directa de las personas”, siendo precisos voluntarios “que crean, confíen y apuesten por la inclusión de las personas sin hogar y sean la red que les ayude a conectarse con la vida, con otras personas y con la sociedad en general”, al tiempo que ha reclamado “medidas públicas que ofrezcan una mayor y mejor protección sanitaria, social, legal y de redes de apoyo”.

“El sinhogarismo --ha concluido-- sigue en aumento con las nuevas realidades de pobreza que día a día van surgiendo y a la que tenemos que hacer frente, y la Navidad es un momento de desear que todo es posible y para ello necesitamos la colaboración de todos”, porque que “la Navidad es para todos y que nadie se quede fuera de cobertura, dale 'like' al corazón”.

“Navidad de todos”

Precisamente, a ello se ha referido, por su lado, el delegado diocesano de Cáritas, Pedro Cabello, afirmando que “la Navidad es de todos”, también de los necesitados y de los sin hogar, pues “en esta época del año, en la que festejamos el nacimiento del Niño Jesús, y toda la sociedad se moviliza para festejar en familia y entre amigos, debemos recordar que muy cerca de nosotros son muchas las personas que viven sin hogar y sin poder satisfacer sus necesidades básicas”.

Así, “mientras que unos vamos y venimos cargados con compras y regalos, mientras suenan villancicos por todas las esquinas y alumbran las luces de Navidad, muchas personas seguirán su rutina de adecentar su cartón para dormir bajo una cornisa o en un portal”, por eso “desde Cáritas queremos que se tome conciencia de la otra Navidad, la que viven todas estas personas. No podemos mirar a otro lado, pues, por más que para muchos sean invisibles, son personas como tú y como yo”, y por eso ha pedido que se dé 'like' al corazón de Cáritas con donaciones, a través de la cuenta ES11 0237 0210 3091 5651 3781, el número de Bizum 33581 y en la web 'https://caritascordoba.es/donacion'.

Etiquetas
stats