La Santa Faz ya piensa en la reforma de su paso de misterio para 2019

Imagen de la reforma proyectada para el paso de misterio de la Santa Faz | HERMANDAD DE LA SANTA FAZ

La hermandad de la Santa Faz tiene el corazón dividido. Si bien ansía el estreno del nuevo paso de palio de la Virgen de la Trinidad el próximo Martes Santo, en el que tiene puesta la mente, también piensa ya en cómo mejorará el paso de su Nazareno en 2019. Da idea esto de lo viva que se encuentra la hermandad, embarcada en varios proyectos de importante calado y calidad.

Aunque parezca lejano, el año próximo debe empezar a trabajarse desde el actual y es por eso que la corporación del Martes Santo cuenta desde hace tiempo con la aprobación por parte de sus hermanos del diseño de la mejora estructural y estética del paso de misterio. El proyecto ha salido del taller cordobés de Miguel Ortiz y Manuel Jurado, que serán los encargados de acometerlo una vez lo reciban pasada la Semana Santa, según los planes de la cofradía.

La base, es decir, la estructura, será una nueva parihuela metálica, fabricada por Juan Pérez, con los zancos abatibles hasta una medida de 80 centímetros, que eviten la deformación que hasta ahora puede observarse en el paso. Además, esta opción dará un mejor resultado en cuanto a las zonas móviles que año tras año deberán sufrir la maniobra de salida y entrada, así como otros puntos difíciles del recorrido. El paso tendrá 30 centímetros más, será más ancho y más largo, por lo que se completarán las zonas del respiradero que lo necesiten. También en esta zona inferior del paso irán nuevos varios moldurajes que la alarguen hacia abajo, para lo cual se han realizado varios frisos que eliminen la desproporción existente entre la altura del canasto y la talla que recorre el respiradero actualmente.

Al ser la mesa más grande, aunque siempre teniendo en cuenta las dimensiones de la puerta principal de la parroquia de San Juan y Todos los Santos, se realizarán unas esquinas en forma de ménsulas que sustentarán a partir de la remodelación los ángeles tenantes que ahora van sobre la parihuela, por lo que se le concede más volumen general al canasto, “pero sin alterar la arquitectura del mismo”, según se recoge en el proyecto presentado por el taller de tallistas a la hermandad.

La parte superior de la canastilla también se verá en gran medida modificada. Los tallistas han tenido en cuenta que se observan en esta parte “varias zonas de escaso interés estético”, por lo que han inventado “un conjunto de molduras y un pequeño bombo, de manera que el paso tenga un vuelo saliente más señalado y elaborado, además de aportarle más altura a todo el conjunto”, reza su propuesta aprobada.

La nueva talla será realizada en madera de cedro, con una ornamentación basada en la que tiene el paso de motivos ornamentales barrocos y hojarasca clásica, que fue como lo concibió Manuel Guzmán Bejarano, de manera que el efecto final sea equilibrado en volumen, talla y color. En este sentido, el paso será de nuevo barnizado todo en caoba para darle uniformidad al conjunto.

Según explicó uno de los autores del proyecto, Miguel Ortiz, “hemos propuesto que el paso lleve aplicaciones en plata, moldurones de hojarasca en respiradero y canasto, hojas sobrepuestas plateadas para darle unidad al conjunto ya que tiene otros elementos de plata” como relicarios y fanales. Esto, en combinación con la madera, daría como resultado un conjunto más armonioso y personal, aunque la hermandad aún tiene que decidir si hacen estas incrustaciones de plata, que las haría en ese caso José Manuel Bernet, autor de la nueva orfebrería del paso de palio. Y también serán nuevos los faldones, en la misma tonalidad que los actuales y, posiblemente, enriquecidos con galones en los talleres de la hermandad.

Por último, aunque no menos importante que todo lo anterior, se encuentra la elevación de la escena del misterio. Se ha visto que el Cristo, y en general todo el misterio, tiene poca visibilidad desde algunos ángulos, por lo que el Señor “se va a subir lo máximo posible que permita la puerta”, indicó Ortiz, sobre una especie de monte de flor para que destaque sobre el resto de las imágenes, que también se elevarán mediante un sistema mecánico que se suba una vez en la calle. Los candelabros, por su parte, quedarán a la misma altura que hasta ahora de manera que no entorpezcan la visión del conjunto.

Etiquetas
stats