Sandokán amenaza con presentar a Ucor a las elecciones andaluzas

Sandokán en la asamblea de Ucor. | MADERO CUBERO
El partido de Rafael Gómez celebra su asamblea constituyente tres años después de nacer

Unión Cordobesa es un partido político único e inclasificable. Hecho a la imagen y semejanza antipolítica de su fundador y máximo líder, Rafael Gómez Sandokán, ha esperado tres años para celebrar su asamblea constituyente. Lo ha hecho en las naves ilegales construidas por la empresa de Rafael Gómez, Arenal 2000, junto a Medina Azahara. Y lo ha hecho, también, después de que la formación se convirtiese, para sorpresa de todos, en el primer partido de la oposición en el Ayuntamiento de Córdoba. Solo un año después de lograr esa hazaña, Unión Cordobesa amenazó con presentarse a las elecciones autonómicas para llevar sus mensaje populista al Parlamento de Andalucía. En 2012 solo amagó la jugada, pero esta mañana, Gómez ha desempolvado la estrategia y ha soltado, delante de los suyos que su intención sigue siendo la de llegar al hospital de las Cinco Llagas de Sevilla, sede del Parlamento.

Sandokán ha vuelto a ofrecer uno de esos discursos improvisados y a voces a los que tiene acostumbrado a la audiencia. No ha ofrecido novedades y en el mismo tono tan contundente como carente de fondo ha insistido en que el principal problema es el desempleo y ha llamado a los suyos a exigir a los que mandan un trabajo. En algún momento de su alegato parecía incluso que advirtiese sobre la posibilidad de sacar a la gente a la calle.

Sandokán se define a sí mismo como un trabajador, no como un político. Sus intervenciones en los plenos municipales suelen ser esperpénticas, trufadas con llamamientos a la unidad de los empresarios y los políticos, atrevidas fórmulas para salir de la crisis invirtiendo en la construcción y las ya habituales comparaciones que hace de sí mismo con Jesucristo.

No es una novedad. Rafael Gómez irrumpió en las elecciones con ese mismo discurso. Los 24.805 cordobeses que le votaron -“ahora son muchos más”, insiste- le conocían perfectamente. Un informe del Instituto de Estudios Sociales Avanzados destacó el origen transversal de su electorado, mayoritariamente de izquierdas. “Aunque los antiguos votantes de IU sean su origen más numeroso, son solo uno de cada cuatro de sus votantes. Aquellos que se habían abstenido hace cuatro años o los que habían votado al PSOE suponen grupos casi tan importantes como el primero, al que hay que añadir a un importante grupo de jóvenes que votan por primera vez y a un sector no desdeñable de antiguos votantes del PP”.

Etiquetas
stats