¿Dónde están todos los restos de Soledad Donoso?

.
La familia recibe menos de la mitad de los restos de la joven presuntamente asesinada después de que el juzgado archivase el caso sin esclarecer en diciembre

Más de la mitad de los restos de Soledad Donoso, la joven presuntamente asesinada en 1992, han desaparecido. “Nadie sabe dónde están, nadie nos lo aclara”, se quejaba amargamente su hermana, María del Mar, esta mañana. Ella y su familia habían acudido al cementerio de San Rafael a dar segunda sepultura a los huesos de su Soledad. De aquel nicho fueron exhumados en 2012 por orden del juez. La familia había hecho lo imposible para reactivar el caso, antes de que prescribiese pasadas dos décadas sin esclarecer. Los restos de Soledad iniciaron entonces un nuevo periplo por dependencias judiciales y policiales, mientras se le practicaban pruebas. En diciembre del año pasado el Juzgado de Instrucción 7 cerró el caso sin avances. Y ocho meses después, cuando la familia iba a dar sepultura al cadáver, se han encontrado que apenas quedaba nada de él.

“Nos han entregado dos cajas con dos fémures y un húmero. Y en la otra, algunas pertenencias de mi hermana”, señala María del Mar. “Pero queda mucho más. No está el cráneo ni el resto del brazo. No hay nada”, exclama. La familia se ha indignado y han abandonado el camposanto rumbo al juzgado para pedir explicaciones. “En el juzgado nos han tratado fatal, la magistrada del Juzgado de Instrucción 7 no nos ha querido atender y ha llegado a salir al pasillo para decirnos que la estábamos molestando”, se queja la hermana de Soledad Donoso. “Nos ha dicho que ya investigarán lo que ha pasado pero que allí no saben nada”, termina. Tampoco en la Policía Científica saben qué ha podido ocurrir. En todo caso, la familia ha decidido presentar una denuncia por el trato recibido en la Audiencia de Córdoba.

La investigación judicial para esclarecer el presunto asesinato de la joven Soledad Donoso en 1992 se cerró en diciembre por segunda vez. La Audiencia no estimó el recurso presentado por la familia Donoso al auto del Juzgado de Instrucción número 7 de Córdoba que en abril concluyó el sumario sin procesamiento. Ello significa que no se pudo acusar a nadie de la muerte de la joven, a pesar de que hacía un año se había imputado a un antiguo novio de la fallecida.

Los restos de Soledad Donoso aparecieron el 14 de octubre de 1992 en la orilla del Guadalquivir a su paso por Córdoba. No se sabía nada de ella desde hacía 14 días. Había salido de casa de sus padres, donde vivía, en la plaza de San Pedro para ir a su trabajo en una pizzería de la avenida Barcelona.

El cadáver de la muchacha de 18 años se encontraba en muy mal estado, desmembrado y descompuesto, posiblemente por la acción de las alimañas y las fuertes lluvias que cayeron ese mes sobre la ciudad. En septiembre de 2012 iba a prescribir el crimen, pero la familia, con la ayuda del grupo Laxshmi -una asociación que lucha por resolver casos de crímenes olvidados- logró que se revisasen de nuevo todas las pruebas que se practicaron en su momento, así como volver a interrogar a todas las personas a las que se tomó declaración. De hecho se imputó a un antiguo novio en el caso que, finalmente, no ha sido procesado.

Etiquetas
stats