Un relato de Auschwitz que siempre se escucha en silencio pero que impide el olvido

Homenaje a las víctimas del Holocausto del IES Cántico | ALEX GALLEGOS

“Cuando lo cuento, normalmente el público no tose, casi no respira”. Se hace silencio cada vez que Patricia Wisz cuenta la historia de su madre Violeta Friedman, que fue deportada junto a su familia en el año 1944 al campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau.

Tenía 14 años y la primera noche su familia se redujo a ella y a su hermana Eva. El relato de cómo sobrevivió y esquivó durante meses la cámara de gas en la que acababan judíos, gitanos, homosexuales, discapacitados físicos y psíquicos y prisioneros de guerra sigue provocando hoy el mismo impacto en quién lo escucha. El silencio gélido que busca precisamente que nadie olvide.

Este jueves han sido centenares de escolares y estudiantes de secundaria cordobeses de la capital y la provincia los que han escuchado a Patricia narrar la historia de su madre en una actividad organizada por el IES Grupo Cántico. Lo han hecho prestando total atención al relato. Patricia explicaba antes de entrar que es lo habitual, y que luego, en la ronda de preguntas, siempre caen algunas muy interesantes.

Preguntada sobre las teorías negacionistas del holocausto, Wisz casi ha sonreído, y ha aclarado que nunca tiene inconveniente en hablar de ello en este tipo de charlas, si bien cuando termina su intervención los asistentes tienen mucho más claro lo que ocurrió en los campos de concentración. De hecho ella misma vivió durante años ajena al drama de su propia progenitora, que acertó a contárselo cuando, ya crecida, inició la lucha jurídica.

Porque el drama de Violeta y el Holocausto no terminó en Auschwitz. En 1985, sintiéndose indignada por unas declaraciones del ex jefe de las Waffen SS Léon Degrelle a la revista Tiempo donde negaba el Holocausto, la madre de Patricia inició acciones judiciales contra él y, tras una larga secuencia de sentencias desfavorables a sus pretensiones, tuvo que esperar a que en 1991 el Tribunal Constitucional de España considerara que Degrelle había atentado contra el honor de Violeta Friedman y de las víctimas de los campos nazis.

“Es muy importante que no se olvide lo que ocurrió”, ha dicho Patricia. Minutos antes, el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, había citado a Maimónides al recordar que el origen de todos los males de la humanidad es la ignorancia.

Etiquetas
stats