El sector de la leche anuncia movilizaciones por unos costes disparados y unos precios que los arruinan

Leche de vaca.

Los ganaderos de leche españoles siguen con el agua al cuello. Los múltiples costes que deben afrontar para cuidar a sus vacas y producir su leche se han disparado en los últimos meses, y el precio que obtienen por la leche no les permite obtener la mínima rentabilidad necesaria para seguir adelante. Por todo ello, se está produciendo un cierre masivo de granjas lácteas en España: en seis años han cerrado 6.000 ganaderos. En la actualidad quedan poco más de 11.500, según han informado las organizaciones agroganaderas a través de una nota de prensa.

Ante esta situación, las organizaciones ASAJA, COAG y UPA han lanzado un proceso nacional de movilizaciones cuyas primeras citas se han concretado en Galicia, Castilla y León, Andalucía y Cantabria. El objetivo de las protestas es exigir a las industrias lácteas y a la gran distribución que reconozcan la subida de costes y dejen de “presionar y ahogar” al primer eslabón de la cadena.

“Hay que reforzar los controles para que la Ley de Cadena Alimentaria se aplique de forma eficaz. Las industrias lácteas siguen teniendo la sartén por el mango e imponen condiciones inasumibles a los ganaderos”, denuncian desde ASAJA, COAG y UPA. “Por ese motivo vamos a volver a alzar la voz, para exigir a todos: Administraciones, industrias y cadenas de la distribución que entiendan y se hagan cargo de la situación que atraviesa el sector”.

Endurecer las protestas

Los organizaciones de ganaderos se movilizarán delante de las industrias que a su juicio están impidiendo que los precios de la leche suban en el campo, como en Francia, Alemania o Italia. Las OPAs también barajan lanzar un boicot a las marcas de referencia que en su opinión están bloqueando la subida de precios y el cumplimiento de la cadena de valor. ASAJA, COAG y UPA apuntan “las dos grandes industrias lácteas que controlan y manejan el sector lácteo español”.

Las OPAs han pedido al Ministerio de Agricultura que “no se deje ningunear” por las industrias lácteas, en especial por las francesas, “que solo vienen a España a esquilmar un ya muy diezmado sector lácteo”. “La Ley se debe aplicar. Se están quedando con nuestro sudor y con las subidas de precio insuficientes de la distribución. No tienen escrúpulos”, recalcan.

La subida de los cereales, de la electricidad (necesaria para el ordeño y la refrigeración de la leche), de los combustibles y el bajo precio que las industrias pagan a los productores han conformado una tormenta perfecta para los ganaderos ante la que el sector “no se quedará callado ni impasible”.

Etiquetas
Publicado el
4 de noviembre de 2021 - 05:50 h
stats