El primer fin de semana de los Patios vuelve a ser masivo

Colas para acceder a los Patios de Córdoba| ÁLVARO CARMONA
El buen tiempo y el aumento del turismo inundan las calles de visitantes que hacen cola para ver el Festival

Si se ha asomado a casi cualquier punto del casco histórico de Córdoba se habrá percatado de lo evidente: está lleno de gente. No solo es por mayo, sino porque es el primer fin de semana de una de las fiestas más masivas de la ciudad: el Festival de los Patios. Desde hace años la tradicional cita con las casas típicas que abren sus puertas para contemplar las plantas y flores de su interior ha pasado de ser una experiencia eminentemente local y vecinal a una parada obligada más en el interminable flujo de turistas. Esta mañana del primer fin de semana de la fiesta, la muchedumbre ya era patente en barrios señeros como San Basilio o Santa Marina.

“Las colas no se pueden evitar pero sí se está distribuyendo a la gente mejor por zonas”, señala Alfredo Romeo, responsable de Intelify, la empresa que desde hace dos años gestiona el flujo de visitantes a través de un sistema de cuotas que busca una mejor distribución de turistas por los distintos núcleos urbanos con patios.

Todavía es pronto para hacer cálculos y ofrecer cifras de turistas pero lo cierto es que el paseante se percata desde el primer momento de que hay gente. Mucha gente. Y por todos lados. Incluso en la Mezquita las colas para entrar eran largas y prácticamente cruzaban el Patio de los Naranjos. De la misma forma que en San Basilio, donde incluso se han instalado acordonamientos de la Policía Local.

El fin último es evitar que dentro de los patios se produzcan amontonamientos que impidan circular y disfrutar. “De ahí la presencia de las colas. Cuando hay una demanda mayor que la oferta se producen. Ya sea en un gran supermercado o en la calle con un evento como este. Cuando hay un patio con una capacidad para 20 personas y de repente llegan 100 pues se va a producir una cola sí o sí”, prosigue Romeo.

Colas como la del Patio de Marroquíes, uno de los más laureados desde hace años y que ya el viernes por la mañana, incluso antes del horario de apertura, comenzaba a recibir un goteo incesante de turistas preguntando si se podía entrar. Así que ya saben. Si quieren ir de patios este fin de semana. Ármense de valor y paciencia. Porque hay gente. Mucha. Por todos lados.

Etiquetas
stats