Primavera a la baja: semana de frío y lluvia

Turistas bajo la lluvia en el Puente Romano | ÁLEX GALLEGOS

Con la resaca cofrade aún muy fresca, Córdoba y el conjunto de la península Ibérica encaran la última semana de abril buscando recuperar sensaciones primaverales que nos vayan acercando a los rigores del verano. La segunda mitad de Semana Santa fue fresca y lluviosa, y desde entonces el ambiente casi otoñal se ha adueñado de la atmósfera. Una tónica que va a seguir durante buena parte de la semana que comenzamos, con la llegada hasta el noroeste peninsular de una borrasca profunda que dejará consigo el paso de varios sistemas frontales asociados, que bajarán aún más las temperaturas.

'Borrascón' atlántico

La DANA que condicionase estos días de atrás el tiempo en la península Ibérica aún seguirá aguantando el tipo en las primeras horas del lunes sobre la vertiente mediterránea. Un factor clave que servirá para atraer hasta las inmediaciones peninsulares, en su fachada atlántica, una profunda borrasca que se estabilizará varios días frente al litoral gallego.

La permanencia durante varios días del centro de la borrasca frente a la Península, así como su interacción con nuevas bajas generadas al sur de Groenlandia, va a permitir que durante casi toda la semana sean varios los frentes que azoten y crucen nuestro territorio, con especial incidencia en las jornada de martes y jueves. Lluvia que vendrá acompañada de aire frío en altura, y que hará descender de nuevo el termómetro en todo el territorio peninsular.

Días de frío y lluvia

Córdoba y su provincia enfrentan así unos días donde la lluvia y el frío serán protagonistas antes del fin de semana. Con un ojo ya en el comienzo del mayo festivo, la última semana de abril continuará la tónica de cielos grises, lluvia y frío que comenzase el pasado miércoles. Si bien durante el lunes la lluvia seguirá quedando restringida a la lotería de los chubascos que se formen en los sistemas serranos con el paso de las horas, desde la mañana del martes, el paso del primer frente frío asociado a la borrasca traerá precipitaciones generalizadas a toda la provincia.

Lluvias que podrán ser especialmente intensas en zonas del valle del Guadalquivir, pudiendo llegar a registrarse acumulados de más de 20 litros en 24 horas. Mañana complicada la que podría darse durante el martes con el sistema frontal, y tras cuyo paso dejará una descarga de aire frío que mantendrá la del martes como una jornada prácticamente invernal.

Una tónica que se mantendrá hasta el próximo viernes, con el paso más o menos continuado de franjas de precipitación, que volverán a tener un nuevo pico de intensidad en la jornada del jueves con la formación de un nuevo sistema frontal de cierta envergadura. Días fríos de máximas de nuevo por debajo de los 20 °C y mínimas que dependiendo de la nubosidad quedarán en la horquilla de entre 5 y 10 °C.

Fin de semana de estabilidad y ascenso de temperaturas

Si hasta el jueves el tiempo que esperamos resulte más propio de noviembre, desde el viernes, con la llegada del fin de semana, cabe esperar un cambio radical que nos devuelva la estabilidad y temperaturas que ya desde el sábado vuelvan a coquetear con los 28 °C. Un escenario con bastante probabilidad de cumplirse con la vuelta a la vida del anticiclón de las Azores sobre nuestra vertical, y que servirá de contrapunto a una semana de contrastes que empieza a encarar ya la intoxicación festiva del largo mayo cordobés.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats