La Policía Local vigila las zonas de patrimonio para evitar más pintadas

Vandalismo en la Calahorra y el Puente Romano | TONI BLANCO

La Policía Local ha establecido un dispositivo especial de vigilancia en diversas zonas del patrimonio de la ciudad con el fin de evitar que se produzcan más pintadas como las que aparecieron este domingo en el Puente Romano y la Torre de la Calahorra.

Así lo ha explicado el teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Córdoba, Emilio Aumente, quien ha señalado que la vigilancia se ha dispuestos en la madrugada del domingo al lunes en el entorno donde aparecieron las pintadas, así como en otros espacios del patrimonio cordobés, y se prolongará a lo largo de los próximos días.

De momento, la Policía Local no tiene indicios de quién o quiénes han sido los autores de las pintadas del Puente Romano y la Torre de la Calahorra, que aparecieron con mensajes antisemitas pintados sobre la piedra de estos dos monumentos de la ciudad, en el corazón del casco histórico de Córdoba, en el epicentro de la zona declarada Patrimonio Mundial por la Unesco.

Aumente ha rechazado la aparición de estas pintadas que ha calificado de “salvajismo, incultura e incivismo” y que, a su juicio,  “hacen daño a la ciudad y a todos los que nos visitan. Afecta al turismo”.

Sadeco trabaja en su limpieza

Por su parte, el presiente de la empresa municipal Sadeco, Pedro García, ha avanzado que ya se está trabajando para eliminar la pintura de la piedra y ver los daños que se podrían haber producido en el patrimonio. García ha denunciado “que se haga este daño al patrimonio. Los que lo han hecho, que sepan que vamos a estar pendientes para que eso no se vuelva a repetir”.

Las pintadas en este tipo de materiales son especialmente dañinas. El tratamiento que se tiene que hacer a la piedra es sensible, ya que la pintura tiene que ser retirada con agua a presión y un tratamiento químico de la misma para no acabar erosionando el material.

La ordenanza municipal establece importantes sanciones para aquellos que provoquen daños en el patrimonio de la ciudad, especialmente en zonas BIC, como es el caso. Las sanciones pueden ser superiores a los 6.000 euros en estos casos, que podrían considerarse como infracciones graves de la ordenanza de higiene urbana de la ciudad.

Etiquetas
stats