Pipper, el primer perro turista que quiere comprobar si Córdoba es 'dog friendly'

Pipper en el Templo Romano | MADERO CUBERO

Pipper es un ejemplar de Parson Rusell Terrier y se ha convertido en el primer perro turista que está dando la vuelta a España en busca de las ciudades más amables para poder hacer turismo con una mascota. Ha llegado a Córdoba este domingo y, durante su estancia de un par de días, quiere saber si la capital cordobesa es dog friendly o dista aún mucho de parecerse a otras ciudades españolas y capitales europeas en ese sentido.

Desde mayo del año pasado hasta mayo de 2019, Pipper llegará a unos 50 destinos. Y ahora está en Córdoba donde, de antemano, las informaciones que él y su dueño, el periodista Pablo Muñoz, han buscado, no son halagüeñas. En otras ciudades está permitido que el turista pueda acudir con su perro -siempre que sea una animal bien educado-, a comercios, monumentos, transporte público o restaurantes. “Todo ello repercute en la propia economía de la ciudad, que abre sus puertas a quienes viajan con mascotas”, asegura Muñoz a CORDÓPOLIS.

Porque la propuesta de viajar por distintas ciudades con perro nace con varios objetivos: “Hay 10 millones de españoles con perro que quieren viajar con ellos y deben conocer dónde pueden ir o no con sus mascotas. Además, se trata de sensibilizar a la sociedad de que un perro educado puede estar en cualquier sitio. Y, además, con ello se reduciría el número de perros que son abandonados, muchas veces cuando la familia emprende un viaje y no tiene con quién dejarlo”, asegura Muñoz.

Entrada en restaurantes, museos y transporte público

Pipper y su dueño han paseado esta mañana por el casco histórico de Córdoba pero probablemente no graben el vídeo que acostumbran a hacer en cada ciudad cuando pueden entrar a restaurantes, visitar museos o subirse en el transporte público. Se quejan de que la normativa en Córdoba es muy restrictiva, según la ordenanza de Control Animal vigente. “Todo está prohibido”, dice.

Pablo y Pipper sí llevan una escueta lista de algunos lugares que sí permiten el paso de perros, como locales de hostelería como La Llave, La Bicicleta o Los Patios. Poco más. Recuerdan cómo en ciudades como en Gijón, el Ayuntamiento ha repartido pegatinas para los comercios que quieran acoger a personas con mascotas. “Se trata de dar seguridad, de saber que hay una norma que te ampara y así muchos comercios se han sumado porque, además, tienen más ventas. Hay incluso restaurantes que te presentan una pequeña carta para dar de comer a tu mascota si no llevas su pienso encima”, cuenta.

Muñoz señala cómo monumentos como la Casa Batlló en Barcelona es dog friendly, o las torres de la Catedral de Salamanca o el funicular del Monte Igueldo en Bilbao. Y espera que su vuelta por España en un año sirva para concienciar a todos de que existe demanda social e incluso es beneficioso desde el punto de vista económico dejar que los amantes de los perros vayan con sus mascotas a todos lados. Habrá que ver qué nota final pone Pipper a Córdoba tras su estancia.

Etiquetas
stats