Los pequeños ahorradores que buscan recuperar su dinero perdido en el Banco Popular

Imagen de archivo de una protesta ante el Banco Popular | TONI BLANCO

En el verano de 2016, el Banco Popular lanzó una oferta pública de inversiones para ampliar su capital. Pequeños ahorradores vieron una oportunidad en ello para invertir su dinero, sin que nada pareciera advertir del futuro de la entidad. Diez meses después, el banco se disolvía y era vendido por un simbólico euro al Santander. En el camino, se quedaron los afectados por esa quiebra, los pequeños ahorradores que perdieron su dinero y que solo en Córdoba se calcula que suman alrededor de 5.000 personas afectadas, según la Asociación para la Defensa de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae).

Con esos datos, Adicae tiene previsto organizar asambleas en Córdoba para informar a los afectados sobre los pasos a seguir para poder reclamar su dinero. Se trata de varios miles de personas en Córdoba, entre 40.000 y 50.000 calculan en Andalucía y hasta 300.000 en toda España, explica a este medio un portavoz de la asociación, Borja Martín. “De media cada afectado había invertido unos 30.000 euros. Ese dinero ha quedado en cero euros”, expone.

Ahora, quienes resultaron perjudicados por la liquidación y posterior venta del Banco Popular buscan una salida. Las medidas jurídicas se han tomado con una demanda por la venta del banco ante la Audiencia Nacional y también se ha presentado un recurso ante la Unión Europea. Los afectados se encuentran ahora con el informe preliminar de la Junta Única de Resolución (JUR) que, según Adicae, “cuestiona los organismos de supervisión del sector financiero en España porque parte del supuesto de que el Banco Popular estaba en quiebra, luego, indirectamente le dice a los organismos españoles que no hicieron bien su trabajo.”

Plazo de presentación de alegaciones

Con la asamblea informativa que se convocarán en Córdoba y otras provincias andaluzas se abordan los pasos a seguir para intentar recuperar el dinero y, para ello, se pretende generar una plataforma colectiva desde la que reclamarlo. “Los afectados tienen ahora un plazo hasta el 14 de septiembre para presentar alegaciones” al informe de la JUR, explica Martín, y podrán hacerlo de manera individual o colectiva, también con el amparo de Adicae.

Pretenden que con estas alegaciones la JUR “cambie su informe antes de elevarlo a definitivo, un informe basado en otro de una consultora, Deloitte, la misma que tiene el Banco Santander, en un procedimiento cargado de secretismo, puesto que la Unión Europea impide acceder a la totalidad de los informes de Deloitte”, critican desde Adicae.

La asociación, que agrupa a varios miles de afectados en toda España, cree que la situación actual “aboca a los pequeños ahorradores cordobeses que compraron acciones del Banco Popular o Banco Pastor a perderlo todo. La JUR autorizó que las acciones del Partido Popular perdieran todo su valor” y con ello sus propietarios. “Mientras más quejas haya, mientras más críticas se sumen, más posibilidades tienen los consumidores afectados de que el informe final se escriba en otros términos y se abra la posibilidad de que puedan recuperar su dinero”, aseguran.

Hay que recordar que esta asociación está personada como acusación particular en la Audiencia Nacional en el caso de la compra del Banco Popular por parte del Banco Santander. También está personada en un recurso contra la decisión de la JUR de permitir dicha adquisición. El 31 de julio del pasado año, la Asociación interpuso el primer recurso de anulación contra la decisión de la Junta Única de Resolución“ (JUR) ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europa relativa a la resolución del Banco Popular.

Etiquetas
stats