Todos los partidos salvo 2 ediles de UCOR aprueban el plan de Colecor

FOTO: MADERO CUBERO
Rafael Gómez se sale del Pleno para no votar un punto sobre el que tiene interés personal y concreto

Carlos Baquerín y María José López de la Bastida rompieron la que iba a ser una foto histórica: el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba aprobando por unanimidad el Plan Especial de la Carretera de Palma del Río, el que incluye la legalización (si el propietario aprueba un proyecto de ejecución) de las naves de Colecor que construyó en 2005 Rafael Gómez. Estos dos concejales de UCOR, que no se llevan especialmente bien con Rafael Gómez, presentaron un escrito al secretario del Pleno explicando su abstención y abandonaron el plenario por el lado del público. Por una de las dos puertas del salón de plenos al pasillo de Alcaldía (es decir, la contraria) salía a la vez Rafael Gómez, que tenía que abandonar la sesión en un punto en el que no podía votar porque tiene interés personal y concreto. Las naves las construyó sin permiso municipal ni licencia su empresa, Arenal 2000.

El punto se aprobó sin debate, como era de esperar. Votó a favor el PP, los dos ediles de UCOR que se quedaron en el plenario (Juan Miguel Alburquerque y Aurora Aguilar), IU y PSOE. Apenas diez segundos después de que Gómez y sus otros dos concejales abandonaran la sesión el presidente del Pleno, Luis Martín, ordenó un receso y se acabó.

El Plan Especial de la Carretera de Palma del Río prevé la ordenación del suelo no urbanizable sobre el que se levantan estos 40.000 metros cuadrados de naves industriales. El documento, que ha sido aprobado de forma definitiva, establece qué hay que hacer para que las naves construidas sin permiso puedan ser legales en el futuro. Para ello, es necesario que el propietario de ese edificio en el que se localiza la sede de UCOR presente un proyecto de ejecución que pasa, entre otras cosas, por la demolición de 15.000 metros cuadrados de naves, es decir, una tercera parte de lo construido.

Ahora, el Plan Especial podrá ser recurrido por la Junta de Andalucía, algo que fuentes del gobierno andaluz no tienen previsto, o por algún particular. Uno de los propietarios de suelo en el entorno de la carretera de Palma del Río ya ha anunciado que va a litigar, por lo que el proceso de legalización de las naves de Colecor aún puede ser largo.

Etiquetas
stats