El Parlamento Europeo escribe a Gallardón por el fusilado de Posadas

FOTO: MADERO CUBERO
También han recibido cartas el alcalde de Córdoba, el de Posadas y el consejero de la Junta para que se le dé a la familia toda la documentación

Todos han recibido una carta del Parlamento Europeo. El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, el consejero de Justicia de la Junta de Andalucía, Emilio de Llera, el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, y el de Posadas, Antonio Ortega Borja. No es la misma misiva pero sí es muy parecida y sólo persigue una cosa: que la familia de Anselmo Gómez Bermudo tenga acceso a documentos oficiales sobre su arresto y ejecución en Córdoba en 1936, durante las primeras semanas de la Guerra Civil.

El Europarlamento cumple así una resolución aprobada por unanimidad a principios del pasado mes de noviembre. Anselmo Guillermo Gómez Bermúdez, natural de Posadas y vecino de Palma del Río, ex juez de paz, secretario y tesorero de PSOE local, fue encarcelado en la prisión provincial y posteriormente fusilado en Córdoba el 19 de agosto de 1936. Los familiares de este represaliado de la Guerra Civil han tenido que acudir a Bruselas después de que ni el Juzgado de Posadas ni los de Córdoba se mostraran competentes y negaran el acceso a documentación a los descendientes de este fusilado.

Las cuatro misivas coinciden en asegurar que el Parlamento seguirá "con sumo interés" el caso de Anselmo Guillermo Gómez y si se le facilita o no a su hija el acceso a la documentación que requieren. Además, las cartas van más lejos al citar una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos por el caso Janowiec, que asegura que el silencio "sólo puede ser definido como trato inhumano" en estos casos.

Las cartas están firmadas por Erminia Mazzoni, presidenta de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo. Dos días después de la resolución del Europarlamento visitó el cementerio de la Salud de Córdoba la hija del represaliado, Guillermina Gómez Angulo, que dijo que venía de Bruselas "de pedir la justicia que no me dan en mi país".

Guillermina pudo dirigirse a todo el Parlamento Europeo. Tuvo cinco minutos pero le dio tiempo a decir que a su padre lo mataron "por socialista y por defender al pobre. En Palma del Río [donde su padre ejercía como juez de paz] veía mucha injusticia, a niños casi desnudos por la calle y eso él no lo podía soportar". Según Guillermina, su padre se enfrentó "a los señoritos del pueblo" y por eso lo fusilaron. Cuando estalló la Guerra Civil, lo delató una persona que iba a comer a su casa. Lo subieron a un camión y, al poco, fue asesinado. La hija de Guillermina también se dirigió al Parlamento Europeo para exigir justicia y, sobre todo, para denunciar que su abuelo fue una "víctima del terrorismo".

Esta es la primera vez que el Parlamento Europeo exige a España, de forma unánime, que se investigue qué ha pasado con un fusilado de la Guerra Civil. Por eso, Guillermina se ha dirigido al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, para pedir "que haga justicia de verdad y no nos deje a medias". Guillermina quiere saber dónde está enterrado su padre, si en el cementerio de San Rafael o en el de la Salud, o en alguna de las fosas comunes que hay en el término municipal de Córdoba. También quiere saber cuándo fue fusilado y porqué. Quiere tener acceso a un expediente que, según su testimonio, el Juzgado de Posadas le negó. "No llegaron ni a recogerme los papeles que quería presentar", denuncia.

Etiquetas
Publicado el
5 de diciembre de 2012 - 22:56 h
stats