El Parador encarga construir un campo de golf de nueve hoyos

Un joven practica el golf en Córdoba.
La empresa estatal licita la construcción de esta instalación deportiva en una parcela de 21.000 metros cuadrados en la Arruzafa | El campo de golf deberá estar abierto para el 1 de agosto de 2016

Paradores, la empresa estatal que gestiona el Parador de la Arruzafa, ha encargado un estudio para la construcción de un campo de golf de nueve hoyos en una parcela de 21.363 metros cuadrados de estas instalaciones. Paradores ha sacado a concurso un contrato para el diseño, la ejecución y la explotación, en régimen de arrendamiento, de un campo tipo pitch & putt y una cancha para prácticas. El contrato está valorado en unos 300.000 euros, según consta en los pliegos de licitación, a los que ha tenido acceso este periódico. El plazo de arrendamiento es de 20 años.

En caso de que el estudio llegue a buen puerto, sería el segundo campo de golf de nueve hoyos que se construiría en el término municipal de Córdoba. A principios del año pasado, la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) aprobó la construcción de otro muy similar en la zona de Casillas del Aire, dentro del Plan Especial de Medina Azahara y promovido por la empresa cordobesa Deporte, Turismo y Cultura.

En el Parador de la Arruzafa, el proyecto se incluye dentro de las instalaciones que ya explota el Gobierno, en una zona conocida como Área Verde. El plazo de presentación de ofertas para este proyecto expira el próximo 30 de abril.

Según consta en el pliego de condiciones, la propuesta deberá incluir la construcción de un campo de golf de nueve hoyos de tipo pitch & putt, una cana de prácticas y una zona de prácticas compuesta por un putting-green y chipping-green. El campo tendrá que respetar las dimensiones establecidas por la Real Federación de Golf de España.

El proyecto que se entregue deberá contemplar la construcción también de un área de recepción de clientes, con al posibilidad de que se incluya una tienda de artículos de golf,vestuarios y aseos. No obstante, los licitadores precisan que "el impacto visual debe ser mínimo".

La empresa adjudicataria tendrá que asumir la financiación del proyecto de diseño de este espacio, junto con las obras. Posteriormente, obtendrá beneficios de su explotación, pagando un canon anual a Paradores de unos 12.000 euros. Paradores también se reserva que el campo de golf pueda ser usado por sus clientes.

En el pliego, Paradores también advierte que el plazo de ejecución de las obras, instalaciones y equipamiento no deberá exceder de los nueve meses, una vez que se obtenga la correspondiente licencia de obras. El objetivo, sostiene la empresa estatal, es que este nuevo campo de golf esté en marcha para el 1 de agosto de 2016.

Etiquetas
Publicado el
1 de abril de 2015 - 08:00 h
stats