Las nóminas de la Gerencia, en peligro

.
Urbanismo se queda sin liquidez después de que el servicio de Intervención haya suspendido una transferencia de 640.000 euros; el convenio colectivo ha quedado anulado

Los casi 160 trabajadores de la Gerencia Municipal de Urbanismo no saben si cobrarán la paga extraordinaria de Navidad y la nómina de diciembre después de que el organismo autónomo se enfrente a una grave crisis de liquidez tras la suspensión, por parte de la Intervención General, de una transferencia del Ayuntamiento por un importe superior a los 640.000 euros, según informan fuentes municipales y sindicales consultadas por este periódico. Esta suspensión ha dejado al borde del colapso financiero a la Gerencia, tanto que ayer mismo y por la vía de urgencia el consejo rector de este organismo autónomo aprobó, con los votos en contra y en bloque de toda la oposición, una proposición para dejar sin efecto el convenio colectivo de la Gerencia.

La situación es grave. Urbanismo había pedido auxilio al Área de Hacienda para poder llegar con liquidez a final de año. Hacienda había aprobado una transferencia de 640.000 euros. Sin embargo, el servicio de Intervención suspendió esta transferencia que a su juicio incumple el plan de viabilidad municipal y puede poner en riesgo al resto de la institución municipal. Por eso, el Área de Hacienda envió un durísimo escrito a la Presidencia de la Gerencia, ostentada por Luis Martín, para que tomase medidas inmediatas con las que poder enjugar su déficit (más de 3,1 millones de euros). Entre estas medidas está la de suspender el convenio colectivo que afecta a toda la plantilla de la Gerencia y que ahora no saben si van a cobrar y tampoco lo que podrían cobrar en caso de que pudiesen hacerlo, insisten las fuentes.

La situación era tan grave que la propuesta del presidente de la Gerencia llegó con el consejo rector ya comenzado y sin los preceptivos informes jurídicos o técnicos sobre el impacto que podría tener la medida. De hecho, fuentes sindicales aseguran que esta provisionalidad puede complicar aún más las cosas ya que podría darse el caso de alguna impugnación del acuerdo de consecuencias imprevisibles.

Es más, las fuentes aseguran que este grave contratiempo supone un auténtico misil en la línea de flotación de la frágil mesa de negociación que el Ayuntamiento había iniciado esta misma semana con la oposición y con los representantes de los sindicatos municipales para ver cómo se podía acordar una rebaja salarial que ayudara a enjugar el déficit en la Gerencia Municipal de Urbanismo, principalmente. Ahora, tras la suspensión del convenio colectivo a la plantilla de Urbanismo cualquier acuerdo que se pueda alcanzar queda en el aire.

Una cosa ya está clara: el Ayuntamiento no va a poder aprobar su presupuesto para el año 2014 en plazo. El PP siempre había asegurado que lo haría antes del 1 de enero del año en curso, pero este año va a ser casi imposible. La propia interventora, Paloma Pardo, advierte en su demoledor informe que la Gerencia ya está fuera de plazo para presentar el proyecto de presupuestos para el 2014. El Ayuntamiento no puede aprobar sus cuentas hasta que no estén listas las de la Gerencia. La próxima semana llegará diciembre, por lo que los plazos se hacen cada vez más complicados.

Etiquetas
stats