Noche íntima para una derrota socialista agridulce

.
El PSOE reconoce que los resultados no son buenos pero celebra que Unidos Podemos no le haya sobrepasado

Noche íntima en la sede del PSOE cordobés. Pero mucho. Si el 20 de diciembre -la jornada electoral de la pasada legislatura frustrada- en la sede del PSOE apenas se podía dar un paso sin chocar con un militante, el 26J uno casi podía patinar por el parqué de la sala central del cuartel socialista. Pocos simpatizantes, algunos cargos del cuadro político y casi más redactores y fotógrafos que todos los demás juntos. Suficientes para celebrar una derrota que es agridulce porque, a pesar de atestiguar la doble victoria del PP en la capital y en la provincia, se ha logrado frenar, como en el conjunto de España, el temido adelanto de Unidos Podemos por la izquierda.

En una pantalla de vídeo, la clásica proyección de los resultados electorales. Y las conexiones con las delegaciones de los partidos. "Hemos sacado más de 500.000 votos que Unidos Podemos y hemos frenado al populismo en Andalucía", ha dicho desde Sevilla la secretaria general del PSOE andaluz y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, apuntando directamente a la formación de Pablo Iglesias.

Y en la misma línea se ha manifestado el secretario general del PSOE en Córdoba y presidente del parlamento andaluz. "Ya vemos lo que ocurre cuando se hace alquimia política, gana la derecha cuando la izquierda hace estas cosas", ha dicho pasada la medianoche en la sede provincial.

Con un discurso nada autocrítico con los resultados obtenidos que convierten a la formación en la segunda fuerza en la provincia y donde en la capital han evitado el sorpasso de Unidos Podemos por apenas 106 votos, Durán ha seguido cargando contra Unidos Podemos, al que ha acusado de tratar de hacer una pinza con la derecha para superar el PSOE. "Hay históricos dirigentes que ya lo han intentado dos veces", subrayó sin mencionar a Julio Anguita, fundador de IU, impulsor de la confluencia con Podemos. "Y si la primera vez lograron que José María Aznar se convirtiese en presidente del Gobierno, ahora han conseguido que la derecha refuerce su gobierno con respecto a las elecciones de diciembre", ha proseguido.

En los corrillos, caras muy largas. Empezando por la de la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, muy implicada en la campaña y seguida por la de Rosa Aguilar, exalcaldesa de la capital con IU y actualmente en las filas del PSOE al frente de la Consejería de Cultura. También los dos únicos diputados del PSOE, Antonio Hurtado y María Jesús Serrano mostraban pocas sonrisas. Eso sí, nadie se salía del guión marcado por Ferraz: lo que ha ocurrido es consecuencia de no haber aceptado el pacto entre el PSOE y Ciudadanos que hubiese convertido a Pedro Sánchez en presidente esta primavera. "La culpa de lo que ha pasado es de Podemos y su unión con IU", zanjaba un cargo socialista.

Etiquetas
stats