Nace Conviviendo: una asociación para quienes abren su casa al fenómeno turístico

Festival de las Callejas 2018 | TONI BLANCO

"Nosotros no consideramos que estamos gentrificando, puesto que nosotros seguimos viviendo donde siempre. Muchos vivimos donde hemos nacido y otros donde queremos vivir, y lo que hacemos es abrir nuestras casas a los visitantes", explica Virginia Molina, uno de los miembros de la recién nacida Asociación Conviviendo, que reúne, según sostienen, a "personas que comparten con el turista la casa donde viven y están dadas de alta en turismo o han iniciado los trámites".

Una asociación de reciente constitución que nace para reclamar que existen distintas formas de abordar el fenómeno de las viviendas con fines turísticos (VFT), y que una de ellas, la que consideran menos dañina, es la de quienes "abren sus casas a viajeros y turistas" y que, en su gran mayoría, lo hacen "porque necesitan ese apoyo económico" para vivir, explica Molina.

La Asociación Conviviendo nace, según un documento aportado por Molina, formada por personas que ante "la situación económica y la dificultad de mantener sus viviendas o a sus familias", deciden alquilar parte de sus pisos o casas y ceder "un trozo de su espacio y de su intimidad a personas que buscan en el viajar conocer la forma de vida de la gente del lugar". También están, reconocen en el comunicado, quienes lo hacen por gusto.

En cualquier caso, defienden que ésta es una actividad lícita que tiene beneficios directos en Córdoba para distintos colectivos. En este ámbito, consideran que beneficia económicamente a las mujeres y hombres que no tienen hueco en el mercado laboral, así como ayuda a que muchas personas "no abandonen sus casas de toda la vida y sigan en su espacio habitual". Además, creen que es una actividad que fomenta el "autoempleo", el mantenimiento de casas patios y vecinales, fija la población al casco histórico y también "hace partícipes a las clases populares de los beneficios del turismo".

"En definitiva, es una forma de sentir, de amar, de vivir y de mostrar Córdoba", dice el texto. Molina reconoce que éste es un tipo de actividad de vivienda turística "no especulativa en ningún caso". "Nadie abre su casa a extraños si no es porque lo necesita. Hay un gran número de personas que acude a este tipo de actividad porque no tiene más remedio", resume al respecto.

En este sentido, detalla que la asociación llevaba mucho tiempo fraguándose, si bien reconoce que "evidentemente" las cosas se han disparado porque "empiezan a aparecer problemas para obtener la cédula de habitabilidad" en la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) -esencial para iniciar la actividad como VFT-, y con que, al poco tiempo, Airbnb decide retirar los anuncios que hay en su web de alojamientos que no están dados de alta en el Registro de Turismo de la Junta de Andalucía, atendiendo a un acuerdo con el Gobierno regional.

Frente a este situación, Conviviendo nace con una decena de asociados, aunque con la firme convicción de que hay un montón de gente en la misma situación que quiere sumarse y luchar por hacer de ésta una actividad reglada y positiva para la ciudad y sus barrios.

Etiquetas
stats