Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

El modisto cordobés Palomo Spain denuncia la cancelación de un desfile en París “por ser gay”

Dos de los modelos que desfilaron en febrero en Nueva York con diseños de Palomo Spain.

Manuel J. Albert

0

“Tu colección es muy sexual y abiertamente gay”. Esta es la razón que recibió el diseñador de moda cordobés Palomo Spain para justificar que el desfile de su colección se cayese anoche del cartel del Mona Bismarck American Center de París, donde este miércoles comienza la semana de la moda masculina de París. Finalmente, la cuestión se ha reconocido y se celebrará el desfile.

Según avanza al diario El País Pedro Aguilar de Dios, portavoz del joven diseñador cordobés, “nos han llamado hace unas horas por teléfono y nos han dicho que no querían asociar la imagen de Mona Bismarck a la homosexualidad, y que no tenían tener nada que ver ni con Palomo ni con nada de lo que teníamos organizado”. No obstante, la organización había asegurado al rotativo que “no ha habido anulación ni se ha tomado ninguna decisión definitiva”.

Palomo Spain se llama, en realidad, Alejandro Gómez Palomo, tiene 24 años, es de Posadas y en febrero la lió en la moda mundial tras firmar uno de los desfiles más comentados en la Semana de la Moda de Nueva York. El cordobés, que tiene una empresa ubicada en Posadas con su nombre artístico -y al que ya llaman el John Galliano español-, fue el protagonista de la pasarela neoyorquina con Objeto sexual, una colección que inundó con miles de flores el Cadillac House de Manhattan.

Y el sexo y sus referencias más o menos explícitas pueden ser las razones que asustaron al Mona Bismarck American Center. Según relata a El País Aguilar de Dios, “el problema es cómo habíamos vendido la fiesta posterior al desfile. La temática era el sexo. Entiendo que eso puede ser un poco chocante, pero si nos hubiéramos enterado a tiempo de que eso podría suponer un problema para el Centro podríamos haber intentar variarlo o presentarlo de una manera un poco más sutil. Pero los de California, los jefes de nuestros interlocutores, dijeron que no les gustaba nada y que lo elimináramos de las redes sociales y de todos lados. Que no querían su marca asociada a una imagen sexual tan explícita. Y cuando lo hicimos nos contestaron que ya no había ningún problema”.

Etiquetas
stats