Los vecinos piden aprovechar la obra en el Realejo para hacer una nueva plaza en San Lorenzo

Propuesta de los vecinos para crear una nueva plaza en San Lorenzo

La asociación de vecinos Regina Magdalena ha planteado una propuesta de mejora ante el inminente inicio de las obras de reforma del eje Realejo-San Lorenzo. Los vecinos plantean la creación de una nueva plaza justo en el cruce de vías en San Lorenzo, entre Arroyo de San Lorenzo y la calle Santa María de Gracia.

La propuesta, remitida al Ayuntamiento, contempla un espacio actualmente ocupado por plazas de aparcamiento y veladores. La propuesta prevé la plantación de cuatro árboles de gran porte y otros cuatro más pequeños, preferiblemente naranjos. Además, la creación en el centro de una pequeña fuente o estanque, con el objetivo de que este sea un espacio más verde, fresco y ganado para el peatón.

El proyecto, ya adjudicado y encargado, arrancará después de Semana Santa. El Ayuntamiento ya ha diseñado el plan de tráfico para una intervención que durará unos cuatro meses y que mantendrá cortado el acceso al casco histórico desde María Auxiliadora.

La reforma de esta zona de la ciudad quedó incompleta hace casi una década. Las obras llegaron hasta San Andrés. Desde ahí y hasta San Lorenzo el Ayuntamiento hizo un trabajo provisional: echó una capa asfáltica sobre la calzada. Sin embargo, el proyecto actual prevé una intervención más ambiciosa, con unos acerados más anchos que permitan el tránsito peatonal actual, muy difícil además por el intenso tráfico que tiene la zona.

La actuación sobre el itinerario Realejo – San Lorenzo, se ejecuta fundamentalmente en la calle Santa María de Gracia en el distrito Centro, que se sitúa entre dos barrios, el de San Pablo-San Andrés y el de San Lorenzo, tiene su inicio en la calle Realejo y desemboca en la plaza de San Lorenzo, siendo su trazado prácticamente recto y de secciones variables en toda su longitud.

La longitud total de la zona de actuación es de 275 metros y en ella desembocan la calle Pleiteneros, la calle Polichinela, la calle Peña, la plaza del Poeta Juan Bernier, la calle Pedro Verdugo, la calle Arroyo de San Rafael y la calle Arroyo de San Lorenzo. Se incluye también en el ámbito de esta actuación el ensanchamiento de la calle Arroyo de San Lorenzo y la calzada y acerados de la Plaza de San Lorenzo.

Las obras a ejecutar en la calle Santa María de Gracia y la Plaza de San Lorenzo consisten en la demolición del acerado y la calzada existente.

Así, según el pliego, en Santa María de Gracia al ser el ancho de la mayoría de los tramos de la calle inferiores a seis metros de anchura se le dará un tratamiento preferentemente peatonal, ya que al no poder realizarse dos aceras con dimensiones mínimas, el nivel de la calzada se igualará con el del acerado y se creará una plataforma única.

La zona central de la calle se pavimentará con adoquín de granito gris, el ancho de este tramo será de 2,80 metros, pavimentándose en cada uno de los extremo con losas de 90 x 60 x 14 centrímetros de granito también gris, a lo largo de toda la calle Santa María de Gracia se dispondrán cada 3,60 metros, bandas de granito negro de 0,15 centímetros a lo largo de todo su ancho

El tramo de calle contiguo con la Plaza del Poeta Juan Bernier quedará integrado en la misma plaza, generando un espacio único de preferencia peatonal, para lo cual las bandas de piedra negra del pavimento existente en la plaza se prolongará hasta las fachadas que delimitan la calle Santa María de Gracia.

El ensanchamiento de la calle Arroyo de San Andrés irá también en plataforma única. El tramo destinado a tránsito rodado tendrá una dimensión de cinco metros al tener la calzada dos sentidos y el pavimento será de adoquines de granito gris, el resto será de losas de granito de dimensiones 90 x 60 centímetros, a excepción de una determinada zona contigua a la calzada que irá destinada a carga y descarga de vehículos y que se pavimentará con adoquín de granito.

Por último, el espacio de encuentro entre las calles Arroyo de San Rafael, Arroyo de San Andrés, Santa María de Gracia y Plaza de San Lorenzo quedará resuelto a dos cotas distintas debido a la complejidad existente en ese cruce de vías. Para poder hacer compatible el tráfico rodado que a ellas confluyen, se evitara el tránsito peatonal en la zona central, permitiendo únicamente el tránsito de los viandantes de forma perimetral y a modo de acerado que quedará pavimentado mediante losas de granito.

Etiquetas
Publicado el
3 de abril de 2021 - 06:00 h