Urbanismo eliminará pintadas, restaurará soportales y repondrá las lámparas de La Corredera

Trabajos de diagnóstico en La Corredera para el proyecto de rehabilitación

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba está elaborando un proyecto con el que eliminará las pintadas y restaurará los soportales de la Plaza de La Corredera, además de recuperar las icónicas lámparas diseñadas por Juan Cuenca, que fueron retiradas de este Bien de Interés Cultural (BIC) por parte de Infraestructuras sin permiso ni autorización.

El presidente de la GMU, Salvador Fuentes, y la delegada de Casco Histórico, María Luisa Gómez, han dado a conocer este proyecto, que se está elaborando y se prevé esté listo a finales de la primavera, que deberá contar con el visto bueno de Cultura de la Junta de Andalucía y al que se asignará una partida de "no menos de 200.000 euros" en el presupuesto de 2022.

Este mismo viernes, Urbanismo ha iniciado unos trabajos previos para ver el estado de los materiales de las columnas y los soportales, los daños en el estuco tanto en la zona del arco alto como el arco bajo. Se realizará un mapeado de las patologías de los soportales, se tomarán muestras, se chequeará los productos decapantes que pueden utilizarse para eliminar las pintadas y restaurar las superficies a su estado previo.

Ese diagnóstico previo se incluirá en el proyecto que ya está en redacción y con el que se pretende devolver a La Corredera su mejor imagen. Para ello, también se recuperarán las lámparas de Juan Cuenca, que fueron sustituidas sin permiso por unos focos por el área de Infraestructuras cuando tres de ellas presentaron problemas en los anclajes.

Conservación, denuncias y sanciones

Por otra parte, Fuentes ha pedido a los vecinos de la zona que colaboren en la conservación de la plaza una vez que se rehabilite, además de avanzar que mantendrá una reunión con los empresarios de los comercios y negocios hosteleros de la zona, para que su actividad no dañe los pilares de La Corredera. "No puede ser que abracen un pilar con sillas y mesas amarradas", ha dicho.

El presidente de la GMU ha animado a la ciudadanía a "denunciar a quienes hacen las pintadas" y ha exigido "con todas las consecuencias y hasta con multas, que la gente cumpla y que se denuncie ante la Policía Local" estos hechos de vandalismo.

Los plazos que maneja Urbanismo para este proyecto pasan por la realización del diagnóstico de aquí a final de año y la redacción y presentación del proyecto completo para final de primavera. Después, habrá de pasar por el visto bueno de Cultura y por la contratación municipal, para su adjudicación y ejecución.

Etiquetas
stats