Javi Cuenca, el panadero cordobés que triunfa en Tiktok explicando el encarecimiento que sufre el pan

Javi Cuenca, panadero

Javi Cuenca lleva siendo panadero nueve años, aunque conoce bien el oficio porque su padre ha estado más de 40 años trabajando en un horno -y ahora trabaja con él-. Como todo panadero tiene el horario cambiado trabajando “desde las 20:00 hasta las 7:00”, según ha explicado a Cordópolis. Pero este no es el mayor problema del sector, Javi ha publicado un vídeo en TikTok donde da a conocer el verdadero coste y beneficio de hacer pan, dado el encarecimiento de precios actualmente, con la subida de la electricidad y el encarecimiento del trigo y productos como la harina por la guerre en Ucrania.

“Un kilo de harina sale a 0,52, con el agua es un kilo y medio” comienza Javi el vídeo. Con este peso obtiene siete panes de 200 gramos que cobrándolos a 0,35 céntimos darían 2,62 euros. Quitándole los gastos de luz, personal y transporte, entre otros, el resultado es negativo“.

Así lo cuenta Javi que confiesa que el pasado mes acabó “en pérdida de 3.000 euros”. Y es que el precio de la luz, el gas o los propios ingredientes se han disparado, algo que repercute en el precio de uno de los productos básicos de la compra. “Tenemos en mente que el pan y el café son muy baratos y siempre tienen que serlo, pero se van a convertir en productos de lujo”, indica Javi.

Como ejemplo, el panadero expone el incremento del precio de la luz, “pagaba unos 1.700 euros y ahora pago casi 3.000”. Algo que provoca una cadena y hace que el sector tenga que subir también sus precios a los hosteleros. “Cuando se dispara todo y dices ya no gano dinero tienes que subir el precio al del bar”, explica. En septiembre, según cuenta tuvo que subirlo dos céntimos, ahora tras la fuerte subida de la electricidad y productos ha tenido que volver a incrementarlo. “Dijimos el lunes se ponen a 35 céntimos y se sorprendieron, pero el bollo que a un hotel le sale a 0,16 céntimos lo venden a 0,80 o un euro”, expresa.

Además del gasto en productos y electricidad, en la panadería trabajan once personas en total, contando a su mujer y su padre, de 64 años. Aunque agradece aliviado que como alguno de sus compañeros de sector no tiene grandes deudas de maquinaria o transporte. “Imagina si es una empresa nueva, que un horno cuesta 30.000 euros o 9.000 una amasadora”, detalla.

Falta de trabajadores

Otra de las quejas de Javi, que asegura que notan todos los profesionales de la panadería, es la falta de gente que quiera trabajar en ello. “La gente no quiere trabajar de noche”. Por esto, y para sacar beneficio expone que “te tienes que hinchar, no tengo vida, no tengo vacaciones y mi pareja tampoco”. Algo que achaca también a la pérdida de la escuela de panaderos o a las antiguas escuelas taller que “preparaban a la gente para los oficios”. “Actualmente la gente prefiere no trabajar a buscarse un oficio de este tipo de trabajar la noche y tantas horas”.

Muestras de su trabajo TikTok

Javi conoció la red social gracias a sus hijos que “por lo típico, un filtro u otro ”le iban enseñando y empezó a grabar vídeos “de cachondeo”. Pero, finalmente, se le ocurrió que podría mostrar su trabajo, algo que ha acabado gustando, ya que incluso uno de sus vídeos ha llegado al millón de visualizaciones.

“Al principio me pedían retos y los hacía, me pedían de todo”, cuenta. Pero con la subida descabellada de los costes ha querido hacer ver a la población a la que le sorprende la subida del precio del pan, a qué se debe y cuál es el beneficio que los panaderos se llevan. Por ello, publicó el pasado martes un vídeo en el que explicaba “a lo que sale el litro de gasoil, lo que cuesta la harina y cada cosa”, como “hay que dedicarle tantas horas y sacrificio para poder subsistir”.

A través de la red ha notado el apoyo de personas que comparten su situación, “yo sí te entiendo, tengo una panadería y de pagar en un mes 800 euros de luz a pagar 2.300”, escribía una usuaria; u otra que lo apoyaba ejemplificando la subida de otros productos “un café producirlo cuesta unos 0,30 y te lo venden a 1,20 o 1,50 y no decimos nada, una cerveza como mucho cuesta 0,50 y te la venden a 1,50 o dos euros y ni pio”, publicaba otra. Gracias a la red, Javi se ha lanzado a visibilizar que el coste de los productos es una cadena.

Etiquetas
stats