Los cotillones se desinflan a unas horas de la Nochevieja

Imagen de una noche en Mercado Victoria

Los tres cotillones de Nochevieja previstos en Córdoba van a tener que hacer frente a un fin de año muy distinto al que se imaginaban hace sólo unas semanas, antes de que estallara la sexta ola de la Covid que, a pesar de ser menos letal, ha marcado cifras récord de contagios y se ha colado en prácticamente todos los entornos familiares y sociales posibles.

Ante el auge de ómicron, los empresarios que organizaban los tres cotillones autorizados por la Gerencia de Urbanismo (Casa del Agua, Sansueña 17 y Club Figueroa), han aguantado pacientemente a ver si las administraciones imponían limitaciones u obligaban a suspender la fiesta. Ni las limitaciones ni las suspensiones han llegado por parte de una administración, el Ayuntamiento de Córdoba, cuyo alcalde, José María Bellido, ya explicó que el marco normativo y las restricciones en vigor no dejan margen legal para suspender fiestas que cumplen con los actuales aforos ordenados por la Junta de Andalucía.

A pesar de la luz verde, uno de los tres cotillones previstos para Nochevieja se ha suspendido. La Junta Directiva del Club Figueroa ha decidido cancelar la fiesta de fin de año prevista en sus instalaciones que se había aprobado a finales de noviembre. “Los casos de contagios en esa fecha no eran los que actualmente se registran, por lo que esta junta directiva ha llegado a la conclusión por unanimidad de proceder a la cancelación tanto d la fiesta de fin de año como la de Reyes”, explican desde el club.

Los otros dos cotillones autorizados por Urbanismo siguen adelante. No obstante, las reservas han caído drásticamente en las actuales circunstancias. Uno de los empresarios que gestiona uno de estos eventos, el que se celebra en Sansueña 17, ha señalado a este periódico que el aforo actual, tras haber canjeado las reservas por entradas, es el 50% del que estaba previsto hace sólo unas semanas.

Bares, clubs, discotecas y hoteles

En otros bares y discotecas de la ciudad también se ha decidido abrir en Nochevieja, pese a que no se espera una asitencia masiva. Algunos clubs, como Platinium, donde pinchan David Power o Juasban, han optado por restringir el aforo al máximo, ofreciendo una fiesta limitada a 60 personas. Otros, como la Sala M100, ha suspendido su fiesta de fin de año, en la que estaba prevista la presencia del dj Miguel Bastida.

A menor escala, en Bar Amapola, donde pincharán Fifa y María Rivas, se abrirá como cualquier noche, buscando que todos aquellos que deseen bailar después de las uvas tengan donde hacerlo. También hay fiesta de fin de año en el Glam, tanto en Sojo Ribera como en Sojo Mercado, o en Góngora Gran Café o Sala Hangar, entre otros.

Además, abrirán algunos hoteles para ofrecer cenas de fin de año, como es el caso del Hotel Ayre, el Hotel Alfaros, el Hotel Eurostars Palace, el Parador de la Arruzafa, y el Hospes El Bailío, con diversos packs, que ofrecen alojamiento, cena, cotillón, barra libre e incluso spa.

Faltan aún menos de 48 horas pero no parece probable que la Junta de Andalucía tome medidas más coercitivas para Nochevieja. Si estas no llegan, Córdoba recuperará los cotillones tras un año en blanco, el 2020, en el que las restricciones impidieron la celebración nocturna de fiestas de este tipo.

Etiquetas
stats