En libertad el detenido por amenazar a un policía

Arsenal localizado en el domicilio del arrestado.
El arrestado usó las redes sociales para publicar fotos de sí mismo portando armas de fuego de gran calibre

El juez dejó en libertad al hombre al que agentes de la Policía Nacional habían detenido como presunto autor de delitos de amenazas graves, tenencia ilícita de armas y receptación. El arrestado no dudó en publicar en una red social su intención de agredir a un agente de la Policía Nacional, llegando a ofrecer dinero a cambio de que le informaran de la ubicación del domicilio particular del referido policía. Igualmente se detuvo a otras dos personas, un hombre y una mujer, relacionadas con estos mismos hechos. La mujer quedó en libertad sin pasar por el juzgado, mientras que el varón fue puesto a disposición judicial y quedó en libertad junto con el otro acusado.

El origen de las amenazas fue una intervención policial llevada a cabo durante la Feria de Córdoba, tras recibirse una llamada en el 091 en la que alertaban sobre una fuerte discusión entre dos personas, una de las cuales había llegado incluso a esgrimir un arma blanca. Una vez que los actuantes llegaron al lugar pudieron comprobar cómo efectivamente había un pelea, logrando calmar la situación y siendo detenida la persona que presuntamente había esgrimido el arma. Según la Policía, esta persona tuvo que ser asistida por los servicios sanitarios in situ, momento en el cual comenzó a proferir fuertes amenazas graves contra uno de los policías, en concreto el jefe del dispositivo.

Amenazas a través de una red social

Transcurridos unos días de los hechos relatados, el agente tuvo conocimiento sobre que esta persona, en unión de su hermano, lo amenazaban nuevamente de muerte, llegando, incluso, a colgar fotos portando armas de fuego en una red social junto a las amenazas, ofreciendo dinero a quien les facilitara el domicilio particular del agente.

Por todo ello, se puso en marcha una investigación, gracias a la cual se logró identificar plenamente a todos los implicados en los hechos, procediendo el pasado día 10 a la detención de tres personas, así como a la práctica de tres registros domiciliarios, todos ellos en la barriada de Las Palmeras.

En la intervención, los agentes localizaron una escopeta repetidora, otra de cañones superpuestos, 132 cartuchos de escopeta, cinco cartuchos de arma corta, una bellota de hachís, dos espadas, un cuchillo japonés y un televisor de procedencia ilícita. Fuentes cercanas al caso destacan que el acusado de amenazar al agente dijo que el arma era de su padre. Finalmente se comprobó que, efectivamente está a nombre de su progenitor y tiene licencia. Eso sí, no tiene pasamanos, lo que inutiliza el arma, defienden las mismas fuentes. El otro acusado dijo que la escopeta se la encontró en el hueco de la escalera de su casa.

Etiquetas
stats