La justicia da la razón a los extrabajadores de Grucal, cuyos responsables están “en paradero desconocido”

Jesús León, en una junta general del Córdoba CF SAD | ÁLEX GALLEGOS

Una docena de extrabajadores de la constructora Grucal, declarada en concurso de acreedores, han conseguido que el Juzgado de lo Social de Córdoba les dé la razón y le reconozca las deudas de la compañía que era propiedad del expresidente del Córdoba Club de Fútbol Jesús León. Eso sí, el Juzgado de lo Social de Córdoba número dos ha tenido que publicar en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) un requerimiento para dar por informados a los responsables de Grucal, en “paradero desconocido”.

Los extrabajadores están siendo defendidos por el abogado José Luis Lobo, que detalla que los mismos han reclamado las cantidades pendientes (estuvieron sin cobrar cuatro meses antes del concurso de acreedores), que se les reconozca un despido improcedente y que perciban, ya a cargo del Fogasa, probablemente, la correspondiente indemnización por el tiempo trabajado en la compañía.

Grucal no ha comparecido en ninguno de los juicios y nadie responde en las oficinas que aún mantiene la empresa, por lo que el juez se ha visto obligado a publicar en el BOP todas las resoluciones que ha ido tomando.

En junio de 2019, Grucal solicitó el preconcurso de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil de Córdoba. El Juzgado estimó que la constructora no podía seguir adelante y abrió el concurso voluntario. Además, encargó a la auditoria Ernst & Young Abogados, S.L la administración concursal de esta empresa. Los concursales tienen que hacerse ahora con el control de la compañía, ver la caja disponible, los acreedores que existen y comprobar si hay recursos suficientes para hacer frente a las deudas e intentar reflotar la empresa. En caso negativo, dictarán su liquidación. También tienen que hacer un informe para ver si el concurso es punible o no. Es decir, si Jesús León y su equipo son culpables de la situación que ha dejado a deber millones de euros a varias empresas.

Mientras, un total de 57 de los acreedores de la compañía ultiman la presentación de una demanda por estafa, insolvencia punible y organización criminal contra el propio León, según ha confirmado a este periódico el abogado que representa a estos pequeños empresarios, el malagueño José Cosín.

Etiquetas
stats