La Junta mantiene abierta la convocatoria de ayudas para reformas de accesibilidad en las viviendas

Imagen de archivo de viviendas en construcción | ALEX GALLEGOS

La Consejería de Fomento y Vivienda concederá ese año dos millones de euros en ayudas a familias andaluzas con personas mayores de 65 años o con algún tipo de discapacidad y movilidad reducida o grandes dependientes, con el fin de que puedan acondicionar sus viviendas para adaptarlas a sus necesidades. La Junta mantiene abierta la convocatoria para optar a estas ayudas, cuyo plazo para la presentación de solicitudes finaliza el próximo martes, 10 de julio.

Según informa la Consejería en una nota, las ayudas del Programa de Adecuación Funcional Básica forman parte del las iniciativas destinadas a fomentar la rehabilitación recogidas en el Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, en vigor hasta 2020.

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, ha destacado que se trata de "un programa pionero de la Junta que supone ayudar a personas con pocos recursos a realizar cambios y reformas en su viviendas que mejoran notablemente su vida cotidiana".

López ha puesto de relieve que, "desde la puesta en marcha de este programa en 2002, se ha conseguido mejorar la accesibilidad y habitabilidad de las viviendas de 72.549 familias, con una inversión de 94,5 millones de euros, lo que le ha valido el reciente reconocimiento por parte del Consejo Nacional de Arquitectura con la concesión de un premio en materia de iniciativa pública en el fomento de la accesibilidad".

"Estamos ante una clara apuesta por la mejora de la mejorar de la accesibilidad horizontal en las viviendas, en este caso, en el interior de los hogares a través de pequeñas obras que suponen una gran revolución en la vida diaria de estas personas", ha incidido el consejero.

López ha recordado que "estas ayudas se complementan con las destinadas al fomento de la accesibilidad en vertical a través de la instalación de ascensores en los edificios, que estamos impulsando también y que beneficiarán a cerca de 26.000 familias hasta 2020".

Esos incentivos posibilitarán la adaptación del interior de las viviendas o la mejora de seguridad de algunos elementos de la vivienda habitual, como la supresión de barreras arquitectónicas, como la adecuación del ancho de las puertas; la mejora de la seguridad de la instalación eléctrica o de gas, la instalación de suelo antideslizante y de asideros en los baños, así como la sustitución de bañeras por platos de duchas o la colocación de pasamanos en los pasillos son algunas de las obras cubiertas.

La subvención concedida a través de este programa ascenderá a un máximo de 2.000 euros por solicitante, de los que 1.400 euros se destinarán a la ejecución material de los trabajos y los 600 euros restantes a sufragar los honorarios de la asistencia técnica si se requieren.

El programa de Adecuación Funcional Básica recoge una subvención que cubre el 70 por ciento del presupuesto de la obra financiado por la Junta, asumiendo los destinatarios el resto del coste total que asciende al 30 por ciento.

Podrán solicitar estas ayudas los mayores de 65 años, las personas que tengan reconocido, al menos, un 40 por ciento de grado de discapacidad y movilidad reducida; así como aquellas que tengan reconocida una gran dependencia en grado 3, siempre que sus ingresos familiares no superen los 2,5 veces el Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (Iprem) y que la vivienda objeto de la ayuda se destine a residencia habitual.

Etiquetas
stats