El IMAE da casi por perdida la temporada primavera-verano por las obras del Gran Teatro

Gran Teatro de Córdoba repleto de público | MADERO CUBERO

El teniente de alcalde de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba, y presidente del Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE), David Luque, ha reconocido este lunes que no hay fecha de inicio concreta para las obras que hay que acometer en el Gran Teatro de Córdoba, y que dan respuesta a un mandato judicial que obliga a trabajar en la accesibilidad del edificio.

Luque lo ha comunicado así, mientras hacía un avance de la programación para los meses de octubre, noviembre y diciembre, acompañado del gerente del IMAE, Ramón López, que también lamentaba que los plazos de la administración han retrasado la licitación de las obras, por lo que es probable que empiecen a principios de 2018 y se extiendan durante 4 meses.

A ello habría que sumar otro mes más de acondicionamiento, pintura y detalle estético del teatro. Se trata de unas obras que deberán hacer accesible el hall del Gran Teatro, a hacer un acceso directo al patio de butacas por dos lugares diferentes, a levantar la cota de suelo en la entrada principal y a retirar escaleras, instalar rampas y ensanchar accesos del edificio.

"Se va a intentar que el proceso se inicie lo antes posible, pero no sabemos los plazos cómo van a ir", ha afirmado David Luque, quien da por perdida "la temporada primavera-verano", y es bastante probable que el teatro no se pueda volver a abrir hasta otoño de 2018.

Eso incluye el Festival de la Guitarra, que tenía al Gran Teatro como uno de sus recintos, aunque para el teniente de alcalde de Cultura esto no afectaría a su celebración, puesto que el Ayuntamiento ya tiene un plan B.

Este consistiría en acotar de algún modo el Teatro de La Axerquía para que acoja conciertos de un millar de personas sin que parezca desangelado, o reforzar la programación en el Teatro Góngora. "Ahora, habrá más tiempo para preparar el festival. Es una oportunidad para trabajar en el formato que el año pasado empezamos a trabajar", ha sentenciado Luque.

Tarde o temprano habrá que acometer una reforma integral

Los que ya se han mudado al Teatro Góngora son los músicos de la Orquesta de Córdoba, que hará toda la temporada 2017/2018 en este otro recinto, desde los ensayos a sus recitales, para que el cambio "no sea tan engorroso", como ha remarcado López. Tanto López como Luque han reconocido que les hubiera gustado acometer una reforma del Gran Teatro de manera integral, y no por fases, pero no ha podido ser.

"Después de 30 años, el Gran Teatro tiene una edad que requiere una revisión mucho más profunda", reflexiona Luque. A su juicio, lo ideal hubiera sido cerrar durante un año y abrir con un teatro completamente remodelado, por lo que cree que tendrá que ser en la próxima legislatura cuando se acometan nuevas reformas en un edificio cuya última restauración data de 1987.

Etiquetas
stats