La hermandad de la Agonía refuerza su vínculo solidario con Zimbabue

sala de enfermedades infecciosas del hospital de Kariyangwe | HERMANDAD DE LA AGONÍA

A veces, no pocas, tan importante labor parece quedar en segundo plano. Sucede de manera injusta, pues refleja una realidad más completa de las hermandades. Además, es un trabajo que merece reconocimiento público. Las cofradías llevan durante el año, uno tras otro, una necesaria obra social que en ocasiones no encuentra fronteras. De ello da buena muestra la última acción caritativa de la Agonía, que el domingo participó a distancia de la inauguración de la sala de enfermedades infecciosas del hospital de Kariyangwe, en Zimbabue. Con esta iniciativa, la corporación de El Naranjo refuerza su vínculo solidario con el país africano y más en concreto con el mencionado centro sanitario, en que realiza proyectos de un tiempo a esta parte. Del mismo modo, viene a conmemorar de otro modo el 40 aniversario de su fundación y el 15 de la Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora de la Salud, que es adscrita suya.

La mañana del domingo resultó especial tanto en Córdoba como en el sur de África. Fue como en otras citas en las que también estuvo presente la ciudad en Zimbabue. A dicho país dedica buena parte de su obra social la hermandad de la Agonía, que esta vez dio un paso más en la ayuda que ofrece al hospital de Kariyangwe. En este caso hizo posible la puesta en marcha de la sala de enfermedades infecciosas del hospital de la citada localidad. Esta zona del centro sanitario fue equipada precisamente por la generosa aportación de los hermanos de la Banda Nuestra Señora de la Salud. Según señaló a EL CIRINEO la propia cofradía del Martes Santo, se compraron un total de 20 camas, mesillas de noche, sillas y mesitas móviles. Del mismo modo, la corporación radicada en la parroquia de Santa Victoria financió la reparación de tejado y ventanas y la pintura de la estructura.

Como paso previo a la inauguración de la sala, los habitantes de Kariyangwe fueron partícipes de una misa que tuvo lugar en el pabellón de usos múltiples del municipio. Ese edificio también tiene el sello de la Agonía, ya que fue construido en 2008 gracias a la solidaridad de la hermandad. La cofradía de El Naranjo deja clara su intención de no rebajar lo más mínimo su compromiso con Zimbabue, el cual mantiene cada año, desde hace ya unos cuantos, con la Semana Solidaria dedicada al país africano. Más allá de ese evento, la corporación desarrolla una labor continuada en dicho punto, al igual que hace en la propia Córdoba con quienes también lo necesitan u otras zonas. Este proyecto se enmarca en el programa conmemorativo, como ya quedó escrito, del 40 aniversario de la entidad y el 15 de su banda.

En relación a la recién inaugurada sala del hospital de Kariyangwe, en el que ya puso en marcha otros departamentos, la hermandad recordó la importancia de la lucha en la zona contra las enfermedades infecciosas. Las mismas son prevalentes en esta parte de África, en especial la malaria, la tuberculosis o el sida. En la lista se incluyen otras más comunes, como las infecciones respiratorias o las diarreas, que por desgracia en Zimbabue ocasionan una elevada mortalidad. Sobre el centro sanitario, la Agonía indicó que atiende a una población de 15.861 personas, requiere de médico y tiene el hospital más cercano a 79 kilómetros con carreteras en mal estado. Esto hace que el tiempo de evacuación de los pacientes más urgentes sea de tres horas. De ahí la importancia de iniciativas solidarias como ésta.

Etiquetas
stats