El Gobierno confía en contratar la obra final de la carretera Puesta en Riego antes de fin de año

Protesta liderada por vecinos de Almodóvar para pedir la construcción del último tramo de la CH-2.

Cuando quedan poco menos de tres semanas para que termine el año 2017, el Gobierno todavía confía en cumplir su promesa de contratar las obras del tercer y último tramo que culminaría la reforma de la carretera Puesta en Riego (CH-2). Esta vía que atraviesa zonas de parcelaciones densamente pobladas une Encinarejo con Almodóvar del Río y cada día es usada por miles de conductores. La inmediata contratación la anuncia el propio Gobierno en una respuesta parlamentaria remitida al diputado socialista Antonio Hurtado el 27 de noviembre.

El Gobierno, que es quien reforma esta vía cuya titularidad ostenta la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, se marcó unos plazos ajustados para terminar la obra. En agosto sacó a licitación la tercera fase, con un presupuesto de 423.206,28 euros y un horizonte de ejecución bastante corto: tres meses. Su idea era que una vez concluyesen las dos primeras fases en otoño -tal y como ocurrió- se empezaría con la tercera que estaría, como muy pronto, lista para principios del año 2018. Una vez en funcionamiento se espera que la nueva vía reduzca las altos niveles de siniestralidad actuales.

En un principio -y para agilizar los plazos- el Gobierno barajó la posibilidad de ejecutar con medios propios, a través de la empresa pública Tragsa, todos los trabajos necesarios. Pero finalmente, señala la respuesta parlamentaria, "se comprobó que [las tarifas] no se adaptaban adecuadamente a las características de la obra".

Por tanto, se decidió sacar a licitación pública la terminación del proyecto. En total, se presentaron 19 ofertas y a fecha del 4 de octubre todavía se estaban valorando, sin haberse efectuado ninguna adjudicación. Ello aún impide al Gobierno avanzar plazo alguno de terminación. "Al estar el expediente de contratación de la obra en fase de licitación, no es posible asegurar la fecha de comienzo de la obra" del tercer tramo, señala el Ejecutivo.

No obstante, el Gobierno de Mariano Rajoy aún confía en que "el contrato de las obras" pueda "estar fromalizado antes de 2017, iniciándose previsiblemente las obras a partir de enero de 2018". La duración se estima en tres meses por lo que, en prinicipio, la conclusión de la totalidad del acondicionamiento de la CH-2 "será durante la primavera de 2018".

Pero todavía queda un fleco pendiente más: un convenio para la cesión de la infraestructura a la Diputación que implicaría la "entrega de la titularidad de la infraestructura del camino CH-2 -incluyendo todas las obras ejecutadas- y de los terrenos adyacentes ascritos al mismo".

Etiquetas
Publicado el
12 de diciembre de 2017 - 03:16 h
stats