El fraude de Volkswagen desbanca a las telecomunicaciones en las quejas de los consumidores

Tubo de escape | PIXABAY

La alerta por el fraude de los motores diésel del grupo Volkswagen ha sido la causa del mayor número de reclamaciones de los consumidores cordobeses durante el último año. Así se desprende de la memoria de 2016 elaborada por la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (Facua) donde, por primera vez en años, el sector de la automoción desbanca al de las telecomunicaciones en el puesto número uno de las quejas de los cordobeses.

Así, según se desprende del documento, en 2016, se tramitaron 2.792 consultas y reclamaciones de consumidores cordobeses, de las que un 41,7% pertenecen al sector de la automoción, determinado por “el pico de quejas que supuso el fraude de Volkswagen”, explica a este medio el presidente de Facua Córdoba, Francisco Martínez Claus. Cabe recordar que el año pasado se descubrió que el grupo Volkswagen había infringido la normativa al instalar entre 20018 y 2015 en sus vehículos, de manera deliberada, un programa informático diseñado para evitar los límites a las emisiones.

De hecho, Facua se ha personado en defensa de los consumidores dentro de la Plataforma de Afectados por el Fraude de Volkswagen, donde representa al mayor colectivo de personas afectadas en la Unión Europea en la querella presentada por estos hechos, además de haber presentado una batería de denuncias contra las filiales del grupo automovilístico.

Eso sí, por detrás del sector de la automoción, el mayor número de reclamaciones de los consumidores cordobeses se lo llevaron las telecomunicaciones, con un 23,2% del total. Se trata de un sector 'puntero' en las quejas de los usuarios, donde “en la mayoría de los casos, el consumidor se encuentra indefenso ante grandes compañías, que operan virtualmente y crean incapacidad en el usuario”, explica Martínez Claus. “Las reclamaciones muchas veces no son atendidas y, cuando se demuestran prácticas abusivas, no se ven recompensadas porque por parte de la administración no existen sanciones ejemplares, dando pie a que todo siga igual”, denuncia.

El ránking de los sectores que acumularon más reclamaciones en 2016 lo completan el energético, con el 8,6%, y la banca y los servicios financieros, con un 5,4%. En total, las quejas interpuestas por los consumidores a través de Facua dieron pie a la apertura de  405 expedientes para defender sus intereses.

En el lado contrario, Martínez Claus destaca cómo los establecimientos de alimentación “no generan reclamaciones” en Córdoba, un dato positivo que se explica según Facua, por “un mayor control, la aplicación de normativas y reglamentos, así como inspecciones” que afectan a este tipo de establecimientos y que “han logrado imponer unos parámetros de calidad que aplaudimos”.

Esa serie de controles e inspecciones son las que, precisamente, Facua reclama una vez más que se intensifiquen en eventos con productos de alimentación, como es el caso del Mercado Medieval que cada año se instala en Córdoba y donde la asociación de consumidores pide que, “al igual que en la Feria, se hagan cumplir unos mínimos requisitos higiénico-sanitarios y de salubridad”.

La memoria de actividad de Facua en 2016 recoge, asimismo, un balance de las campañas desarrolladas por la asociación en defensa de los consumidores, sus estudios de mercado, consultas y reclamaciones tramitadas, actividades formativas, publicaciones y los comunicados de la asociación, donde destaca la acción sobre establecimientos recreativos y discotecas sobre las que han logrado parar actividades cuando incumplían la normativa relativa a menores.

Etiquetas
stats