La flor como señera de una nueva economía

Ambrosio y García en la presentación del congreso | RAFAEL MELLADO
Un encuentro estudia y evalúa el papel del sector en el turismo, la industria de los perfumes y la gastronomía

Holanda es un ejemplo del importante papel que un elemento tan efímero y delicado como una flor puede jugar en una economía completa. Capitales europeas como Amsterdam, Gante, Nantes o Londres, mueven cada año sumas multimillonarias de euros en intercambios comerciales. El sector en España es mucho más modesto, pero ya supera los 50 millones de euros cada año. Situarse en ese mercado como vía para abrir nuevas vías de desarrollo es el objetivo del congreso de La Flor en Córdoba: economía y cultura de la flor, que se celebra hasta el viernes en el Jardín Botánico.

El turismo de la flor todavía no está concretado en Córdoba. Pero ya tenemos ejemplos en la Fiesta de los Patios, en mayo, del poder de atracción que encierran las flores en los visitantes. El congreso evaluará el potencial económico con mesas de debate y exposiciones protagonizadas por 19 ponentes y ocho empresas, impulsadas por seis patrocinadores. “Nuestro objetivo es que la sociedad cordobesa sea consciente de que los elementos florales pueden jugar un papel muy importante en el turismo y en la economía de la ciudad”, ha señalado Francisco Gordejo, socio director de Rurápolis y uno de los organizadores del evento.

El congreso se enmarca dentro de la experiencia de Abre el Azahar que está enviando a 2o.000 puntos del globo sobre con aroma de esta flor tan clásica de la primavera en Córdoba. “Hay muchas ciudades que son conocidas por sus flores singulares. Y es una forma distinta de tratar de crear un desarrollo económico”, avanza la alcaldesa, Isabael Ambrosio.

La presentación del congreso ha incluido una degustación de productos gastronómicos en los que las flores juegan un papale especial. Concretamente, se han ofrecido torrijas con aroma de azahar.

Etiquetas
stats