Evitan que un joven de 30 años se arroje desde un puente en la A-4

.
Los agentes lograron que desistiese de sus intenciones tras entablar una conversación con él y sorprenderle para retirarle de la barandilla | Su mujer manifestó a los policías que se encontra en un difícil momento personal y profesional

Agentes de la Policía Nacional auxiliaron la pasada tarde a un hombre, de 30 años, evitando que éste se arrojara a la carretera desde un puente en la A-4. La actuación policial se localizó en un puente, situado en el kilómetro 396 de la autovía, hasta el que acudieron los agentes después de recibir una llamada telefónica en la que se alertaba de que una persona se hallaba en dicho lugar y que todo parecía indicar que se quería arrojar al vacío.

Al llegar al lugar de los hechos, los policías localizaron a un varón sentado sobre la barandilla metálica del puente y con los pies colgando hacía el asfalto, por lo que optaron por estacionar el vehículo policial a unos metros de donde se encontraba dicha persona, para entablar una conversación con él. En un primer momento, el suicida rehusó el ofrecimiento y manifestó a los policías que “lo dejaran, que se iba a tirar porque no quería seguir viviendo”, momento en el cual comenzó a deslizarse lentamente hacia el exterior de la barandilla, impulsándose con sus propias manos.

Los agentes, ante la certeza de que esta persona iba a llevar a término sus ideas suicidas, continuaron hablándole, tratando de ganarse su confianza, para rápidamente llegar al punto donde se encontraba, y así al unísono, con un fugaz movimiento de los dos policías, lograron cogerlo por los brazos y retirarlo de la barandilla.

Una vez salvado, la Policía s puso en contacto con su mujer a la que informaron de lo sucedido a lo que ésta señaló que no era la primera vez que su marido había insinuado que quería quitarse la vida, dado que estaba pasando un mal momento profesional y personal, pero siempre había desistido finalmente de sus ideas suicidas.

Etiquetas
stats