Estudian llevar a Fiscalía a la empresa adjudicataria de las trabajadoras de ayuda a domicilio del Ayuntamiento

Una persona mayor dependiente, acompañada de su cuidadora | PIXABAY

El sindicato UGT ha anunciado este martes que está estudiando llevar ante la Fiscalía la situación de las trabajadoras de Ayuda a Domicilio, a las que, a su juicio, han abandonado a su suerte tanto el Ayuntamiento de Córdoba como la empresa Servisar, adjudicataria de este servicio.

En un comunicado, el sindicato ha informado de que son varias las denuncias presentadas por UGT ante la Inspección de Trabajo y el propio ayuntamiento contra la empresa adjudicataria de este servicio público por la falta de protección de la salud laboral de las trabajadoras.

Según indica, al inicio de la pandemia “se les mandaba a trabajar a los domicilios de los usuarios sin mascarillas, ni más protección que una bata” y, “tras muchas protestas de UGT y de las propias trabajadoras”, el ayuntamiento dona a la empresa un montante de mascarillas higiénicas que “fue insuficiente para distribuir entre la plantilla, que apenas cubría lo necesario para una o dos jornadas de trabajo”.

Siempre según el sindicato, después de varias semanas en esa situación, la empresa repartió mascarillas donadas por particulares y las que la Consejería de Salud les hizo llegar, pero las trabajadoras “disponían de 2 mascarillas higiénicas para una quincena” y, en la actualidad, “1 mascarilla por jornada de trabajo, aunque tengan que recorrer media ciudad para asistir a 4 ó 5 usuarios al día”.

“Los EPIs que entrega la empresa como medios de protección son de baja calidad, así pues, los guantes se rompen al ponerlos, y las mascarillas vienen defectuosas. El SAS que ha sido el encargado de realizar los test frente al COVID-19 a las trabajadoras, ni siquiera ha estudiado al 100 % de la plantilla, y UGT seguimos sin conocer los datos de salud de estas trabajadoras, pues el SAS hace apagón informativo al respecto, lo que nos hace pensar que ocultan algo”, afirman.

Mientras tanto -continúa el sindicato- la empresa solo responde “con excusas” ante estas demandas con “que no encuentran mascarillas y demás equipos de protección”, que obligación de la administración sanitaria entregarles estos EPIs“, es decir, a su juicio, ”no está haciendo nada más que verlas venir para ahorrarse la compra de es estos equipos de protección y para seguir sumando incumplimientos del convenio y de la normativa laboral, están obligando a las trabajadoras a firmar como que si se les ha entregado los EPI, cuando no es cierto“.

“Y a todos estos problemas se suman los ya cronificados por la pésima gestión de SERVISAR SL, con su incapacidad de gestionar adecuadamente el servicio y su prepotencia empresarial para no respetar el convenio colectivo. Continúan

partiendo jornadas de

trabajadoras que no pueden hacerlo, obligando a trabajar más horas de lo que dice su contrato, cuadrantes ficticios para no pagar lo realmente trabajado, y un largo etcétera“, señala.

Etiquetas
stats