Elecciones andaluzas: primer 'round' para los partidos mirando a las municipales de mayo

Una urna electoral | MADERO CUBERO

En las últimas semanas, meses incluso, la posibilidad del adelanto electoral en Andalucía era un rumor que cada vez cobraba más fuerza y se daba como verdad segura. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, lo hizo oficial este lunes convocando de manera extraordinaria un Consejo de Gobierno, disolviendo el Parlamento andaluz y abriendo la convocatoria de las próximas elecciones autonómicas con una fecha: el 2 de diciembre. Apenas dos meses quedan para el que será el primer round electoral, donde los partidos medirán sus fuerzas en la provincia cordobesa, mirando el horizonte de las elecciones municipales de mayo de 2019.

Al anuncio de esta primera cita con las urnas, los partidos llegaban con la certeza de que las elecciones andaluzas se adelantarían y algunos -Ciudadanos y la confluencia Adelante Andalucía- ya han adelantado sus deberes para tener ya nombrados a los cabezas de lista que concurrirán por Córdoba para ganarse un escaño en el Parlamento andaluz. Otras formaciones -PSOE y PP-, en cambio, con la fecha ya cierta del 2 de diciembre, deberán precipitar sus pasos para designar candidatos para la carrera electoral. Los 12 parlamentarios que corresponden a la provincia están en juego.

Entre los partidos que ya cuentan con candidatos están Ciudadanos y la confluencia lograda entre Podemos e Izquierda Unida. Ciudadanos fue el primero en nombrar a su candidato a mediados de julio, Fran Carrillo, consultor político, elegido en primarias el número uno que Cs presentará por Córdoba, seguido de la actual parlamentaria andaluza Isabel Albás, Emiliano Pozuelo, Purificación Joyera y José Alza.

Por su parte, Podemos e Izquierda Unida han llevado a cabo un proceso de confluencia de las dos formaciones para presentarse como Adelante Andalucía a las elecciones autonómicas. En Córdoba, la candidatura elegida en septiembre estará liderada por Ana Naranjo, que procede de IU. En segundo lugar irá David Moscoso, actual parlamentario de Podemos. Luz Marina Dorado, también de Podemos, será la número tres, y el cuatro Sebastián Pérez, de IU.

Hasta aquí los candidatos que se conocen. Porque al PSOE y al PP les queda aún por delante la tarea de nombrar a quienes irán en sus listas por Córdoba para las elecciones andaluzas. La idea conocida por todos de que la cita con las urnas se iba a adelantar hace pensar que estas dos formaciones no tardarán en elegir a los componentes de sus candidaturas y lo harán ya como pistoletazo de salida de una carrera electoral en la que se medirán las fuerzas en cada territorio, analizando las distintas comarcas de la provincia y dónde tendrán que echar el resto para llevarse el gato al agua de estas elecciones.

El PSOE ha medido el calendario para elegir el momento que ha creído mejor para sus intereses y buscará repetir en Córdoba la victoria en las pasadas autonómicas, donde se hizo con 5 de los 12 parlamentarios que corresponden a la provincia. En el otro lado del ring, el PP -que actualmente tiene cuatro parlamentarios- busca hacer valer su fortaleza en la capital y alcaldías consolidadas de la provincia para dar el empujón que los populares buscan y contribuir a su objetivo de desbancar a los socialistas de la Junta.

En este cuadrilátero, hay otras dos fuerzas sobre las que está por ver su alcance real tras unos años de mucho movimiento en el panorama político. De un lado, Ciudadanos tendrá que ver si, mientras en Madrid se ha distanciado totalmente del PSOE, su apoyo aquí al Gobierno de Susana Díaz en este mandato le resulta positivo en la cita con las urnas o le pasa factura. Y por la confluencia de Podemos e IU, con la nueva marca de Adelante Andalucía está por ver si la suma de las dos fuerzas suma votos y parlamentarios para hacer valer su mensaje de unidad de la izquierda andaluza.

Y, mientras, todos estarán mirando con el rabillo del ojo a las elecciones municipales de mayo de 2019. Partidos y candidatos locales saben que, pese a que siempre se dice que el votante diferencia muy bien entre elecciones andaluzas y las locales, a nadie le gustaría obtener un mal resultado en las autonómicas que supusiera un revés para sus intereses de cara a las municipales, a menos de seis meses vista.

Etiquetas
stats