La donación de perros, bajo la ley de protección de datos

Dos cachorros en el Centro de Control Animal de Sadeco.
Sadeco insiste en que la información que demandan las protectoras que denuncian tráfico de animales sólo puede pedirla la Policía o un juez

La identidad de quienes adoptan animales legalmente es una práctica que está protegida por la Ley de Protección de Datos. Por tanto, el responsable de Control Animal de Sadeco, Enrique Flores, insiste en que una de las principales demandas de las asociaciones protectoras que denuncian el envío irregular de mascotas de la perrera al extranjero, no puede entregarse si no hay una petición de la Policía o un juez.

Las 17 protectoras de animales de Córdoba han firmado un escrito conjunto dirigido a los responsables de la empresa municipal Sadeco en el que se reclama más información sobre lo que consideran un envío "masivo" de perros de esta entidad al extranjero. "No ha ha habido ninguna salida importante de animales. Yo creo que se trata todo de un malentendido", insiste Flores.

Según informaban las asociaciones a través de una nota de prensa, "desde el pasado 14 de agosto, las asociaciones protectoras de animales de Córdoba tenemos conocimiento de que el Centro de Control Animal (CECA) había formalizado la reserva de decenas de perros para su posterior cesión a una protectora de origen extranjero. Asimismo, días antes fuimos testigos de cómo decenas de perros y gatos eran introducidos en una furgoneta dentro de las instalaciones de la perrera municipal, sin que en ningún momento nos facilitasen el nombre de a quiénes iban a ser cedidos", señalaban. A esta denuncia se sumó el partido animalista Pacma.

Para el responsable de Control Animal de Sadeco es muy poco probable que con este tipo de animales pueda ganarse dinero. "De hecho, yo creo que nadie obtiene ningún beneficio económico. Las protectoras que entregan nuestros perros pueden pedir a los adoptantes alguna cantidad por el traslado o las gestiones, pero siempre para cubrir gastos", prosigue.

Desde que Sadeco optó por la política de no sacrificar animales abandonados en sus instalaciones, trabaja con numerosas protectoras con las que ha firmado convenio de entregas para adopción. Estas asociaciones son andaluzas, del resto de España y del extranjero. Además, se han firmado acuerdos con buena parte de las mismas asociaciones cordobesas que denuncian la irregularidad. "Cada animal que damos está perfectamente identificado con un microchip y está vacunado. Para nosotros, hacer las cosas así nos supone un gasto extra y no obtenemos ningún dinero con la adopción", indica Flores.

Etiquetas
Publicado el
19 de agosto de 2016 - 08:19 h