Detenido en Puente Genil por torturar para robar a sus víctimas

Material que usaba el grupo criminal para cometer sus actos.
La Guardia Civil arresta en la provincia de Córdoba a uno de los cuatro integrantes de un peligroso y activo grupo delictivo que actuaba en toda España y que en septiembre de 2015 robaron a una persona 100.000 euros en metálico

La Guardia Civil, en el marco de la operación BOARD, ha detenido a los cuatro integrantes de un peligroso y activo grupo delictivo, que tras engañar a sus víctimas para concertar una cita, les robaban empleando gran violencia. Uno de los arrestados vivía en Puente Genil, desde donde dirigía sus golpes criminales, cometidos por toda España.

Según ha informado el instituto armado, la operación comenzó a mediados del pasado año cuando se perpetró una de las actuaciones más violentas de esta banda. Un miembro de este grupo delictivo, haciéndose pasar por empresario de la construcción, contactó con otros empresarios de la provincia de Sevilla con la intención, supuestamente, de vender unos inmuebles de un grupo empresarial de Córdoba a un precio muy atractivo. Para ello, exigieron hacer la transacción en metálico para evitar llamar la atención de las autoridades tributarias.

Una vez urdido el engaño, concertaron una reunión para realizar la compraventa de los inmuebles en un local situado en la localidad de Pizarra (Málaga), que previamente el grupo criminal había alquilado para dar mayor credibilidad al hecho delictivo y donde finalmente harían la transacción.

Las víctimas, al entrar en la oficina, fueron sorprendidas por dos miembros del grupo que se encontraban encapuchados y armados con pistolas. Tras golpearlas repetidamente, las maniataron, amordazaron y las encerraron en el interior de la oficina, sustrayéndoles un maletín que contenía alrededor de 200.000 euros en efectivo y otros efectos personales.

Después de librarse de las ataduras por sus propios medios, denunciaron los hechos a la Guardia Civil, que inició una investigación, la cual ha culminado varios meses después con la detención de los cuatro integrantes de la organización.

Las detenciones se han efectuado en las localidades de Pizarra (Málaga), Puente Genil y Villarobledo (Albacete). Asimismo, en los registros que se han practicado se han localizado armas de fuego, un chaleco antibalas, pasamontañas, bridas iguales que las utilizadas para maniatar a los empresarios de Pizarra, más de 100.000 euros falsificados, 5.000 euros en billetes de curso legal y varios teléfonos móviles, entre otros efectos.

Preparados para volver a actuar

Tras haber realizado estos registros domiciliarios, los agentes han determinado que el grupo estaba preparando un nuevo golpe relacionado con una transacción de dinero, ya que se ha encontrado un maletín perfectamente preparado con numerosos fajos precintados de billetes de 500 euros falsificados, junto con otros de curso legal. El grueso de estos fajos era papel moneda sin imprimir y por lo tanto, sin ningún valor, lo que hacía muy difícil la identificación de los billetes falsos.

Con estas detenciones ha quedado completamente desarticulado este grupo criminal que operaba por todo el territorio nacional y que estaba compuesto por individuos de nacionalidad española y de países del Este.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Grupo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga.

Etiquetas
stats