Detenida una banda de colombianos que introducía cocaína en Córdoba

.
La Guardia Civil arresta a siete personas, interviene dos kilos de cocaína y más de 50.000 euros en metálico a una organización que importaba la droga desde el Levante español

Esta mañana, la Guardia Civil de Córdoba ha presentado en la Comandancia el resultado de una laboriosa operación antidroga desarrollada en la provincia que ha concluido con la desarticulación de una organización de colombianos que introducía cocaína en la ciudad para su distribución en la capital y también en los municipios de la provincia. La denominada Operación Brody ha concluido con el arresto de siete personas (cuatro de nacionalidad colombiana y tres españoles), la intervención de dos kilos de cocaína de gran pureza y más de 50.000 euros en metálico, fraccionados en billetes de 500, 100 y 50 euros.

Según ha informado el teniente coronel de la Guardia Civil en Córdoba, Francisco Fuentes, la banda desarticulada importaba la droga desde el Levante español entre importantes medidas de seguridad hasta la provincia de Córdoba. Ya en la capital (los encuentros se realizaban a las afueras de la ciudad), se producía el intercambio entre los vendedores y los que iban a distribuir la droga tanto en la capital como en la provincia. En total, se calcula que se han retirado del mercado unas 47.000 dosis de cocaína, que habían alcanzado un valor superior a los 400.000 euros.

La operación de seguimiento del equipo especial de la Guardia Civil (el EDOA, Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga) se inició en diciembre. Los agentes detectaron que se iba a producir una entrega en las afueras de Córdoba en la tarde del pasado 23 de enero. Ante ello, montaron un enorme dispositivo que precipitó las detenciones. Así, el teniente coronel explicó que el intercambio se llevaba a cabo en dos coches. En uno de los vehículos se localizó la droga, oculta en el chasis. En total, eran dos ladrillos de cocaína de gran pureza. En el otro vehículo estaba el dinero en metálico, más de 50.000 euros que han sido expuestos sobre una mesa en una sala de la Comandancia de la Guardia Civil.

Tras estas detenciones, los agentes procedieron a dos registros domiciliarios en viviendas de la capital, que concluyeron con la incautación de más droga (16 gramos de cocaína y medio kilo de marihuana), ordenadores portátiles, una báscula de precisión, efedrina y otras sustancias para el corte de la droga.

En total, se ha detenido a siete personas, de las que cinco han sido enviadas a prisión de forma preventiva y dos puestas en libertad con cargos. La operación sigue abierta y no se descarta que se produzcan nuevas detenciones en próximas fechas.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, felicitó a los agentes por haber conseguido que “hoy Córdoba sea una ciudad más limpia y más segura”, al haberse retirado del mercado 47.000 dosis de cocaína “que no van a consumir nuestros hijos, maridos o mujeres”.

Etiquetas
stats