La despoblación deja a la provincia y a la capital con 3.310 vecinos menos

Calle José Cruz Conde | MADERO CUBERO

Uno de los principales problemas al que se enfrentan las provincias de interior es el despoblamiento. A la emigración por la falta de oportunidades se suma la baja natalidad -ligada también a las escasas perspectivas económicas- y el consecuente envejecimiento global de la población. Córdoba no es una excepción y el volumen de pérdida de población en la capital y en la provincia la sitúa en el décimo lugar de España en el último año si se tienen en cuenta los números absolutos.

En total, Córdoba ciudad y los pueblos que conforman la provincia han perdido en 12 meses 3.310 vecinos, lo que supone un descenso del 0,41%. El norte de la provincia y las zonas más alejadas de la capital son las zonas más afectadas por este fenómeno.

Estos datos provienen de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y se han hecho públicos en el II Congreso de Despoblamiento del Medio Rural, que se celebra entre este jueves y viernes en Huesca. La idea de los organizadores es buscar soluciones ante el riesgo de despoblación del medio rural.

El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, participa en este encuentro, que pretende abordar el papel de las administraciones públicas ante este fenómeno. Ése es uno de los principales objetivos de este foro, en el que participan más de 40 expertos, responsables institucionales y conocedores de la nueva realidad demográfica.

El presidente de la Diputación de Córdoba ha apuntado a "la escasez de oportunidades de empleo y no tanto a la falta de infraestructuras, comunicaciones y servicios públicos de calidad" como principales causas de esta tendencia.

Igualmente, Antonio Ruiz ha anunciado "políticas muy específicas en las zonas donde las tasas de desempleo son mayores, como el Valle del Guadiato o el Valle de los Pedroches, para fomentar el empleo y asegurar la viabilidad de todos los municipios".

En palabras del máximo representante de la institución provincial, "las administraciones locales, tanto los ayuntamientos como las diputaciones, tenemos que jugar un papel protagonista en este ámbito, de la mano del gobierno de la nación y la Junta de Andalucía, para asegurar que nuestros municipios no se despueblen y tengamos la posibilidad de vivir con una tasas de empleo aceptables y servicios públicos de calidad sea cual sea el municipio en el que estemos viviendo".

Además, Antonio Ruiz ha explicado que "aunque en Córdoba no tenemos una situación grave como otras provincias, sí es verdad que también estamos experimentando un descenso de población en los núcleos rurales y un aumento en los municipios mayores de 20.000 habitantes", por lo que, ha concluido, "tenemos que hacer frente a esa despoblación".

Etiquetas
stats