Decreto para no repetir fallos como el del policía traficante

Fachada del Ayuntamiento | MADERO CUBERO
El secretario de la junta de gobierno local deriva en los funcionarios la responsabilidad de las resoluciones que se tengan que notificar, lo que no se hizo con el agente al que un juez dio la razón obligando al Consistorio al pago de salarios atrasados

La junta de gobierno local tomó conocimiento ayer de un decreto del secretario, José Miguel Begines, por el que, a partir de ahora, la responsabilidad de comunicar las resoluciones y notificaciones que se adopten en este órgano, serán de los funcionarios. En concreto, de los diferentes jefes de departamento. El motivo de este decreto no es otro que evitar que se repitan situaciones como la sentencia que daba la razón a un agente de la Policía Local condenado por drogas, al que no se le notificó que se le apartaba del servicio y, por tanto, se le reconoció el derecho a percibir los salarios de los años que había cumplido pena de prisión.

El propio alcalde, José Antonio Nieto, se mostró “molesto” con el tema y reconoció que se había producido un error que, tanto desde el punto de vista de la imagen-un Policía condenado por drogas cobrando atrasos- como del lado económico, ya que el montante adeudado, unos 200.000 euros según los cálculos el letrado del agente, dejaba en muy mal lugar la organización de la burocracia municipal. Es por ello que, aparte de iniciar una investigación interna, que según las fuentes consultadas ha señalado a un funcionario como el causante del error, el gobierno local no quiere que vuelva a pasar y, por ello, le ha encargado al secretario que elabore el decreto que se presentó ayer en la junta de gobierno local.

En ese decreto se aporta hasta un modelo de informe que los responsables deben completar para las notificaciones y en el que se especifica que la firma se produce por “delegación de funciones” del secretario de la junta de gobierno local. Junto a esto, el texto deja bien a las claras que, una vez que se produzca la decisión del órgano municipal “corresponderá a la jefatura funcionarial de departamento, de unidad o de servicio gestor correspondiente”. La responsabilidad última recae, de esta manera, en los funcionarios.

Etiquetas
stats