Los cuarteles de la Guardia Civil contarán con dispositivos para vigilar la radiactividad

Cuartel de la Guardia Civil en Córdoba.

El Gobierno, a través de la Dirección General de la Guardia Civil y el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), va a instalar en los cuarteles del Instituto Armado una red de dispositivos para vigilar la radiactividad. En la provincia cordobesa, está previsto que se instalen en acuartelamientos de Córdoba capital y en Cabra. Se trata de equipos de vigilancia radiológica (equipos de medición de tasas de dosis y espectrómetros), con el fin de vigilar en tiempo real la radioactividad en la atmósfera.

Estos dispositivos forman parte de la red que el Consejo de Seguridad Nuclear ha acordado a través de un convenio con la Dirección General de la Guardia Civil por el que se instalarán un total de 152 dispositivos en toda España, tal y como se ha publicado recientemente en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Se trata de una red de estaciones automáticas del CSN de emergencias, "que vigile de manera continua los niveles de radiactividad en la atmósfera en todo el territorio nacional, especialmente en situaciones de incidentes o accidentes radiológicos, tanto de origen nacional como ocurridos en el extranjero".

Así, se determina la ubicación y custodia de las "estaciones automáticas de vigilancia radiológica ambiental en emergencias nucleares y radiológicas del CSN", como parte del acuerdo con el Ministerio del Interior de acuerdos de colaboración sobre planificación, preparación y respuesta ante emergencias nucleares y radiológicas y sobre la protección física de las instalaciones, actividades y materiales nucleares y radiactivos.

El CSN está en proceso de acometer una modernización de su red de estaciones automáticas de vigilancia radiológica ambiental teniendo en cuenta los avances tecnológicos disponibles en la actualidad tanto desde el punto de vista del equipamiento radiométrico como de las conexiones y comunicaciones automáticas con su Sala de Emergencias (Salem). "En dicha modernización se tendrán en cuenta las lecciones aprendidas del accidente nuclear de Fukushima en relación con las redes de vigilancia para situaciones de emergencia", señala el acuerdo.

Para la ubicación de estos dispositivos se han elegido los cuarteles de la Guardia Civil, ya que "el Ministerio del Interior dispone de instalaciones y acuartelamientos distribuidos por todo el territorio nacional que los hacen idóneos para ubicar las estaciones automáticas de vigilancia radiológica ambiental de la nueva red del CSN".

El Consejo de Seguridad Nuclear trasladará las estaciones y equipos a las dependencias correspondientes de la Guardia Civil, para su instalación, puesta en marcha y mantenimiento.

Etiquetas
stats