La crisis colapsa la FP: 10.000 cordobeses se han quedado sin plaza

Dos trabajadores en Córdoba | TONI BLANCO

Si te has quedado en paro, fórmate. Era la frase más repetida durante los años más duros de la crisis, aquellos en los que las cifras de desempleo no paraban de crecer. Y a fe que muchos lo hicieron. Ante la falta de oportunidades y de ocupaciones, optaron por formarse. Pero eran tantos que colapsaron el sistema. Solo en Córdoba, la Junta de Andalucía ha cifrado en 9.866 personas las que se han quedado sin plaza de Formación Profesional (FP) en los últimos cinco años. Y lo han hecho porque el sistema no estaba preparado para una demanda tan alta.

En Córdoba (y en toda Andalucía), el sistema educativo que regula la FP es precrisis. Es decir, la oferta de plazas que se previó es la que se demandaba antes del estallido de la burbuja inmobiliaria, antes de que Andalucía superase la cifra del millón de parados y Córdoba los 100.000. Muchos jóvenes que superaban la ESO se encontraban con dos opciones: o estudiar una carrera o hacer una FP, ya que eran escasos los puestos de trabajo a los que optar. Muchos parados pidieron también plaza en la FP y ciclos formativos. No había para todos.

El grueso de las demandas se produjo cuando más paro había. De hecho, poco a poco, la cifra de cordobeses que se ha quedado sin plaza ha ido menguando. De esta manera, en el curso 2013-2014 hubo algo más de 3.000 cordobeses sin plaza, en el curso 2014-2015 unos 2.750 y ya el curso pasado bajaron a 2.345 los que no pudieron hacerlo.

La Junta ha intentado reaccionar, pero el colapso se mantiene. En principio, se intentó aprovechar los institutos, abrirlos por las tardes y crear así nuevas plazas de FP. Sin embargo, las restricciones a la hora de contratar personal y la imposibilidad de convocar oposiciones ha hecho desistir al gobierno andaluz, que sí que ha cambiado los requisitos de acceso para primar a los estudiantes de la ESO sobre los parados que intentan reciclarse.

El problema está en que mientras la oferta de plazas de FP apenas si ha aumentado un 5% en los últimos cinco años, la demanda de plazas ha llegado a aumentar en un 40%. Además, a este tapón se ha sumado el de los cursos de formación. Desde que estalló el escándalo de un supuesto fraude masivo (poco a poco los jueces han ido archivando toda la trama) la Junta paralizó las convocatorias para revisarlas. En cinco años, apenas se han subvencionado cursos de formación en Andalucía, lo que hacía que muchos aspirantes a seguir formándose optasen por una ya saturada FP.

Etiquetas
stats