Córdoba registra su tasa de nacimientos más baja coincidiendo con la de mortalidad más alta

Una mujer mayor habla por teléfono.

La provincia de Córdoba no había registrado una tasa de natalidad tan baja como la del primer trimestre de este año en los últimos cinco años. Esta estadística se produce, además, justo cuando se ha registrado la de mortalidad más alta en el mismo periodo de tiempo. ¿La consecuencia? Un dramático descenso de la población, que ya no se debe exclusivamente a la emigración, sino también a un crecimiento vegetativo que es negativo.

En concreto, y según los datos del Instituto Andaluz de Estadística y Cartografía, en el primer trimestre del año se registraron en la provincia de Córdoba un total de 1.451 nacimientos. En el mismo periodo, se produjeron un total de 2.444 fallecimientos. Es decir, en solo un trimestre la población ha menguado por el crecimiento vegetativo en casi un millar de personas.

Desde 2012, la provincia no había registrado un trimestre con tan pocos nacimientos. La tendencia desde entonces es un grave descenso. Hace cinco años, por trimestre solían nacer algo más de 1.800 niños. En el primer trimestre de este 2018 la cifra ha bajado por primera vez de los 1.500 bebés.

En 2012, la cifra de fallecimientos en la provincia rondaba las 1.700 personas. Con picos (algunos inviernos la tasa de mortalidad es más elevada), esta cifra ha ido creciendo hasta la actual, que se aproxima a la de 2.500 muertos al trimestre en la provincia.

La tasa de natalidad ha descendido por muchos factores. Uno de ellos es la edad de la madre al tener el hijo. La gran mayoría oscila entre los 30 y los 35 años. En segundo lugar están las mujeres que tienen hijos entre los 35 y los 39 años. Incluso hay sorprendentes casos como las cinco cordobesas con más de 45 años que han tenido hijos en este primer trimestre del año. También hubo una menor de 15 años que fue madre en este mismo tiempo.

Datos a nivel andaluz

En el primer trimestre del año 2018 se produjeron en Andalucía 3.645 matrimonios, 17.235 nacimientos y 22.497 defunciones, según los datos provisionales de las Estadísticas del Movimiento Natural de la Población (MNP) que publica hoy el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Estas cifras suponen descensos del 5,2% en nacimientos y del 1,8% en matrimonios, y un aumento del 8,2% en defunciones, respecto al mismo trimestre de 2017.

Como resultado, el crecimiento natural en Andalucía (diferencia entre los nacimientos y las defunciones) ha sido negativo (5.262 personas).

De los 3.645 matrimonios, 119 fueron entre personas del mismo sexo (3,3% del total). El 51,3% de estas uniones fueron entre hombres.

El 17,1% de los matrimonios (625) correspondieron a uniones en las que algún miembro era extranjero, cifra que supone un descenso del 3,7% respecto al primer trimestre de 2017. Los matrimonios entre españoles descendieron un 1,2% en relación con el mismo periodo del año anterior. En este trimestre se produjeron 16.935 partos de los que el 2,1% fueron partos múltiples (352 dobles y 3 triples).

Estos partos dieron lugar a 17.235 nacimientos (nacidos vivos) y más de la mitad (51,6%) fueron niños. En cuanto al estado civil de las madres, el 52,8% de los nacimientos correspondieron a madres casadas (frente al 53,6% en el mismo trimestre de 2017). Los nacimientos en los que algún progenitor era extranjero fueron 2.541 y supusieron el 14,7% del total, destacando las provincias de Almería y Málaga, donde este porcentaje se situó en el 35,2% y 20,5% respectivamente.

La edad media de las madres fue de 32,5 años. En el 33,4% de los nacimientos, las madres tenían una edad comprendida entre los 30 y los 34 años, siguiéndole en importancia el volumen de madres entre 35 y 39 años, con un 27,6%.

Etiquetas
stats