Córdoba pierde 15.000 habitantes en cuatro años

Población reflejada en un cartel comercial | MADERO CUBERO

En el año 2012, la provincia de Córdoba alcanzó su cénit demográfico. Por primera vez desde que se realiza el padrón con datos fiables, la provincia superó los 802.000 habitantes. Desde ese año, cuando más fuerte pegaba la crisis económica, la provincia no ha dejado de perder habitantes y lo hace ya a un ritmo más que alarmante. En cuatro años, la provincia ha perdido 15.000 habitantes.

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado ya los datos oficiales del padrón de población a fecha 31 de diciembre de 2016. En Córdoba, hay cansadas un total de 787.796 personas. Son 15.000 menos que en 2012, pero 4.024 menos que en el padrón del año 2015. El censo, en Córdoba, desciende a un ritmo de 4.000 habitantes al año.

Los datos empiezan a ser preocupantes. En 2012 se achacaron a una salida de los inmigrantes empadronados en la provincia (que siempre fueron pocos y que ahora apenas si suponen el 2% de la población total). Ahora, el descenso del padrón se explica en una emigración juvenil cada vez más alta, en una natalidad más baja que nunca (cada cordobesa tiene cada vez menos hijos y a una edad más alta) y a que en la provincia ya mueren más personas de las que nacen.

Además, poco a poco la población empieza a envejecerse. Según los datos del padrón, la edad media de cada cordobés es de 42,7 años. En Córdoba capital, la edad media es de 42,4 años. Hace solo un año la edad media en toda la provincia era de 42,2 años. Mientras, en 2012 la edad media todavía no superaba los 40 años.

Por otra parte, el padrón también detalla que en la provincia viven más mujeres que hombres. En concreto, en 2016 había un total de 401.240 cordobesas, frente a los 386.556 cordobeses que aparecen inscritos en el censo de los 75 municipios de la provincia.

Etiquetas
stats