Córdoba, Palermo, Granada, París y Londres, las ciudades más habitadas de Europa en el último milenio

Vista aérea de la ciudad de Córdoba | TONI BLANCO

Hace justo mil años, Córdoba era, con diferencia, la ciudad más habitada de Europa. En este tiempo, solo ha habido otras cuatro ciudades europeas que han encabezado este ránking: Palermo, Granada, París y Londres. Ahora, los diez millones de habitantes de Moscú la convierten en la ciudad europea más habitada en el siglo XXI, siempre que se considere a la capital de Rusia como dentro del continente, y no en Asia.

Este ránking se ha hecho viral en las redes sociales, pero es muy antiguo. Está elaborado por el francés Paul Bairoch en el año 1989 y fija desde el siglo X hasta el XIX, y con tramos de 150 años en 150 años, qué ciudades europeas tuvieron una población mayor a lo largo del milenio. Los datos son sorprendentes.

En el siglo X, Córdoba tenía un mínimo de 450.000 habitantes. Es la cifra consensuada por la comunidad histórica, a pesar de que hay indicadores que señalan que esta estimación podría quedarse corta. No obstante, esta cifra sigue siendo mucho mayor a los poco más de 320.000 habitantes que tiene la ciudad en la actualidad.

Entonces, en el siglo X solo había otra gran ciudad europea que podía hacerle sombra a Córdoba: Palermo. La capital siciliana contaba entonces con 350.000 habitantes. Y en tercer lugar estaba Sevilla, con 90.000 habitantes. A la vez, las que luego serían grandes capitales europeas apenas eran aldeas. Londres tenía 25.000 habitantes y París en torno a 20.000. Mérida, Barbastro, Cartagena o Granada tenían más habitantes que las posteriores megalópolis europeas.

En torno al año 1200, Córdoba sufrió una grave crisis demográfica. Los reinos de taifas, las guerras internas y hasta una invasión cristiana redujo su población a apenas 60.000 personas. Se convirtió entonces en la séptima ciudad europea más habitada. En ese momento, Palermo se puso en cabeza, con 150.000 habitantes, París creció hasta los 110.000 habitantes y Sevilla se situó en tercer lugar con 90.000.

130 años después, en 1330, Córdoba ya era una ciudad cristiana tras la conquista de Fernando III. Entonces, su población seguía rondando los 60.000 habitantes. En cabeza no obstante estaba Granada con 150.000 habitantes, los mismos que el París de la época. Venecia, Génova, Milán y Florencia se pusieron en cabeza del ránking, durante el esplendor de las pequeñas repúblicas italianas.

En torno al año 1500, París se puso en primer lugar. La capital francesa alcanzó los 225.000 habitantes, por delante de los 125.000 de Nápoles, los 100.000 de Milán y los 70.000 de Granada. Mientras, Córdoba se reducía a la mínima expresión. La ciudad se redujo a 38.000 habitantes. Las epidemias de peste mermaron el número de habitantes en la época.

En el año 1650, París seguía en cabeza con unos 400.000 habitantes mientras en Londres vivían ya unas 350.000 personas. La primera ciudad española era Madrid con 100.000 habitantes seguida de Sevilla con unos 90.000.

Ya en 1800, Londres se convirtió en la primera ciudad europea con casi un millón de habitantes. Con al incipiente revolución industrial, superaba prácticamente en medio millón de habitantes a París. Nápoles, Viena, Amsterdam o Dublín eran ya las otras grandes capitales europeas. Mientras, Córdoba, que en el siglo X tenía más población que todas estas ciudad, en el año 1800 languidecía con apenas 45.000 habitantes.

Etiquetas
stats