Córdoba, epicentro de la lucha contra el 'ébola' del olivo

Aceitunas en un olivo cordobés | MADERO CUBERO

Gran parte de la superficie agrícola de la provincia de Córdoba está compuesta por olivos. Su cultivo genera casi un tercio de todo el Producto Interior Bruto (PIB) de la provincia. Imaginar lo que supondría la llegada a la provincia de la bacteria conocida por los expertos como el ébola del olivo no es difícil. Pero además de olivarera, Córdoba es la provincia donde más se innova en relación a este cultivo. Por eso, la Junta de Andalucía ha elegido que sea el centro de alta tecnología que tiene en la capital, en la finca de Alameda del Obispo, una especie de epicentro de lucha contra la xylella fastidiosa, la bacteria que acaba con el olivar y que ya se ha detectado en la Península, aunque no en Andalucía.

En público, los responsables de la Consejería de Agricultura transmiten un mensaje de tranquilidad. En privado, olivareros, técnicos y también responsables de las distintas delegaciones provinciales no están tan tranquilos. La llegada de una bacteria que ha obligado a arrancar de raíz más de un millón de olivos en Italia se da casi por segura en algunos foros. Y básicamente lo que está haciendo la Junta ahora mismo es prepararse ante su llegada.

Por eso, la Consejería se ha dado prisa y ha puesto a funcionar la finca de la Alameda del Obispo como una especie de mando central contra lo que supone la mayor amenaza para la economía de la provincia en mucho tiempo.

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha anunciado la inminente puesta en marcha de un laboratorio de contención biológica del Instituto de Agricultura Sostenible de Córdoba, adscrito al Consejo Superior de Investigaciones Científica (CSIC), unas instalaciones que cuentan con aportación económica de la Consejería y que se localizarán en el centro del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa) Alameda del Obispo (Córdoba). Esta iniciativa viene a ampliar la labor de investigación que el Ifapa desarrolla desde 2014 con el propio Instituto de Agricultura Sostenible y que ha incluido el estudio de zonas italianas afectadas para aprender de la experiencia de este país.

El consejero ha aseverado que, “lejos de partir de cero, acumulamos una importante trayectoria investigadora” a la que hay que sumar la “tranquilidad” de contar con el banco de germoplasma del olivo del propio centro del Ifapa Alameda del Obispo, “una de las mayores colecciones del mundo que nos permite analizar cuáles son las variedades con más tolerancia o resistencia tanto a la 'Xylella fastidiosa' como a otros agentes patógenos”. Todo ello en el marco, ha especificado el consejero, del programa de mejora genética del olivo que promueve la administración autonómica.

Un teléfono para los agricultores

Además, la Junta ha anunciado que a partir de este lunes se activarán el teléfono de atención y consulta 955 059 898 y la cuenta de correo electrónico info.xylella@juntadeandalucia.es. Sánchez Haro ha subrayado que, una vez constatada la aparición de la 'Xylella fastidiosa' en el territorio peninsular, ahora toca que “todos nos conjuremos y aportemos nuestro conocimiento para la protección del olivar”. El consejero ha destacado que “desde el minuto uno” se han extremado todas las precauciones y se han adoptado mayores medidas ante el brote detectado en Alicante, que ha sido localizado en una plantación de almendros y es de una variedad de la bacteria que hasta la fecha en Europa no ha tenido ninguna incidencia sobre el olivar.

El consejero ha recordado que en agosto de 2015 se aprobó la Estrategia Andaluza contra la 'Xylella fastidiosa', que integra un plan de acción para la prevención, vigilancia y erradicación y un programa de investigación, difusión y formación. Además, ha puesto sobre la mesa la decisión, por parte del grupo científico asesor, de reforzar las tareas de control en explotaciones agrícolas y el medio natural en las zonas geográficas próximas al foco registrado en Alicante, es decir, el norte de las provincias de Jaén, Granada y Almería. Algo a lo que ha añadido la petición “expresa y por escrito” al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de una norma que unifique las indemnizaciones en todo el Estado y una previsión presupuestaria para las mismas. “Ambas cosas son imprescindibles para actuar con eficacia contra esta amenaza”, ha apostillado.

De igual modo, Rodrigo Sánchez ha informado en el Consejo Andaluz del Olivar de que, en coordinación con el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, definida en la reunión mantenida con altos mandos de este cuerpo en Andalucía, se va a mantener también un alto nivel de control en viveros, parques y jardines y puertos deportivos del litoral mediterráneo andaluz. Junto a ello, se establecerá un protocolo para los avisos de agricultores, cooperativas, organizaciones agrarias, técnicos... “Es primordial que todos mantengamos una permanente e intensa colaboración y alertemos con inmediatez de cualquier sospecha para garantizar así la detección precoz de la enfermedad”, un contexto en el que ha enmarcado la activación a partir del lunes 17 de julio del teléfono de atención y consulta y la cuenta de correo electrónico desde la que se atenderá cualquier demanda relacionada con la 'Xylella fastidiosa'.

Etiquetas
stats