La confluencia varada

Asamblea de la confluencia | MADERO CUBERO

Dentro de tres meses, ya se habrá dado el pistoletazo de salida a la campaña electoral para los comicios municipales del 26 de mayo y, aún hoy, las fuerzas de la izquierda en Córdoba no saben si concurrirán juntas. La confluencia se encuentra encallada, varada en los mismos puntos que ya hiciera naufragar hace meses las negociaciones entre IU y Podemos con Ganemos y Equo. La asamblea abierta en la que se habían citado este domingo para avanzar en esa construcción de un frente común ha finalizado sin más acuerdo que volverse a reunir.

A la asamblea de este domingo -que ha abarrotado el salón de actos del IES Gran Capitán-  se habían citado las cuatro formaciones políticas tras haber roto primero sus negociaciones y después de que un manifiesto lanzado por activistas sociales de la ciudad les propusiera hacer un esfuerzo por la unión de la izquierda para encarar las municipales de mayo frente a las derechas. Pero ese encuentro ha terminado cerca del desencuentro o, al menos, en ningún paso adelante.

Tras tres horas de reunión en el IES Gran Capitán, las posturas han encallado entre quienes, por un lado, eran partidarios de votar si del trabajo en adelante de esa asamblea saldrían cuestiones concretas como el programa, la forma jurídica y la forma de confeccionar la lista electoral de la confluencia y quienes, por otro lado, no querían votar nada en esta primera asamblea deliberativa, tal y como se había anunciado.

En la primera de las posiciones, los firmantes del manifiesto que proponía volver a trabajar por la confluencia; en la posición en contra de votar, IU y Podemos. Ambas formaciones ya han realizado sus procesos propios para elegir sus candidatos -Pedro García por IU y Juan Alcántara por Podemos- y mantienen un acuerdo para concurrir unidas a las municipales.

Tres horas de asamblea

Un extenso turno de palabras ha protagonizado esas tres horas de asamblea, en la que estaban presentes cargos, militantes y simpatizantes de IU, Podemos, Ganemos y Equo, además de activistas sociales proponentes del manifiesto por la confluencia. A un lado y a otro de las posiciones se han repetido los mensajes sobre la necesidad de unión entre la izquierda para afrontar las municipales frente a las fuerzas de la derecha. Pero a la hora de avanzar en la práctica, la asamblea se ha levantado sin ningún avance sobre cómo darle forma a esa confluencia.

Se ha quedado sin decidir, por tanto, el método de trabajo y el foro para la elaboración del programa electoral, la forma jurídica que deba tener la confluencia y el sistema de elección y confección de la candidatura que pudiera presentar la confluencia ante el 26M.

Encallada la reunión en si se debía votar o no votar algún punto, la mesa que dirigía la asamblea ha propuesto, finalmente, que los cuatro partidos de la izquierda vuelvan a verse entre sí para avanzar en los puntos de trabajo y llevarlos a una próxima asamblea abierta en la que ya, sin más demora, se deberá decidir sobre ello. La cuenta atrás hacia las municipales se echa encima.

Etiquetas
stats