La Confederación certifica un nuevo vertido de aguas residuales de Las Jaras al embalse de La Encantada

Imagen de Las Jaras.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, urge al Ayuntamiento de Córdoba a que asuma la titularidad del vertido de la urbanización de las Jaras, con el objetivo de solventar las deficiencias en la depuración de este residencial y garantizar el saneamiento de sus residentes.

Esta zona, situada en Córdoba capital, sufre reiterados cortes de suministro y deficiencias en el saneamiento y la depuración de sus aguas, que han sido puestas en conocimiento del Consistorio en múltiples ocasiones por el Organismo de cuenca, responsable de controlar los vertidos que se emiten directamente a los ríos, a los cauces naturales y a las aguas subterráneas de la demarcación, según ha informado la CHG a través de una nota de prensa.

El último episodio constatado por la Confederación se produjo el pasado 22 de junio, al detectarse un nuevo vertido de aguas residuales sin depurar y directo al embalse de la Encantada, del que ya se ha dado cuenta al Ayuntamiento de Córdoba.

En numerosas ocasiones, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha advertido que estas aguas residuales no se están depurando convenientemente y su emisión no cumple con la normativa de vertidos. Para subsanar este incumplimiento, se hace necesario que la administración local, responsable del saneamiento y depuración del municipio, asuma la titularidad de estos vertidos.

Esta postura fue ratificada por sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de 25/06/2009 que constataba que no solo se estaba incumpliendo esta condición, sino que la entidad mercantil autorizada por el Ayuntamiento tampoco reunía los requerimientos legales para ostentar dicha titularidad. Esta situación se ha alargado en el tiempo y, en la actualidad, se continúa vertiendo sin autorización preceptiva de la CHG, al no demostrarse su solvencia técnica.

En la misma línea, las periódicas inspecciones del Área de Calidad de Aguas del Organismo han puesto de relieve importantes deficiencias en la explotación de la EDAR de la urbanización, sumándose a las producidas en años anteriores, de las que también se ha dado puntual cuenta.

Por todo lo expuesto, la Confederación, apremia al Ayuntamiento de Córdoba a que ejerza sus competencias en materia de evacuación y tratamiento de aguas residuales en la totalidad de su municipio y colabore con esta administración garantizando la salubridad de sus vecinos.

Etiquetas
stats