Condenado por agredir a dos médicos forenses

Fachada de la Audiencia Provincial de Córdoba | MADERO CUBERO
Uno de estos facultativos recurrió a los Servicios Jurídicos de CSIF para presentar la correspondiente denuncia ante los tribunales y ejercer la Acusación Particular en este caso

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba informa de la condena a la persona que agredió a dos médicos forenses el pasado 1 de julio en el Instituto de Medicina Legal. Uno de estos facultativos recurrió a los Servicios Jurídicos de CSIF para presentar la correspondiente denuncia ante los tribunales y ejercer la Acusación Particular en este caso, señala una nota de prensa.

El sindicato señala que la vista oral estaba fijada para ayer en el Juzgado de lo Penal Número 5 de Córdoba, aunque no fue necesario celebrar finalmente el juicio debido al acuerdo de conformidad alcanzado entre las partes. De esta manera, la Defensa del acusado aceptó las penas solicitadas tanto por el Ministerio Fiscal como por la Acusación Particular, ejercida por los Servicios Jurídicos de CSIF, que se traducían en una condena de seis meses de prisión y una pena accesoria de orden de alejamiento en un radio de 300 metros durante un plazo de un año y medio. Así, el acusado no podrá acceder a las instalaciones del Instituto de Medicina Legal en los próximos 18 meses, salvo que obtenga una autorización judicial.

CSIF recuerda que los hechos tuvieron lugar el pasado 1 de julio cuando el médico forense que recurrió a los Servicios Jurídicos de este sindicato para denunciar esta situación, en el transcurso de una consulta, solicitó una documentación a la persona que estaba siendo atendida. En ese momento, comenzó una discusión que derivó en insultos, amenazas y en una agresión por parte de un acompañante de la persona citada tanto al profesional que estaba atendiéndole como a otro que se acercó para mediar.

CSIF expresa su “más firme rechazo” a todas las agresiones, tanto físicas como verbales, que sufren los empleados públicos. El sindicato considera “totalmente injustificadas” este tipo de actitudes que reflejan “la gran desprotección que padecen los trabajadores públicos, por lo que pedimos a la Administración más medidas de seguridad”.

CSIF muestra su apoyo a todos los empleados públicos, que, con su encomiable labor, contribuyen a prestar una servicio de calidad al ciudadano. En este sentido, la central recuerda que pone a disposición de todos los trabajadores que sean agredidos en su puesto sus Servicios Jurídicos para que inicien, si así lo estiman oportuno, acciones legales para defender su integridad física y moral en el desempeño de su labor en un centro público, tal y como hizo el médico forense agredido.

Etiquetas
stats